<B>¡Eureka!, la antigua nueva forma de competir</B>

David Allen y Raúl Eguía. Profesores. Instituto de Empresa

30 Enero 2006

Los expertos en management hablan, cada día más, de creatividad e innovación como motores del cambio. Pero, lejos de haber descubierto el Nuevo Mundo, estos dos conceptos son un clásico.

La respuesta es la Creatividad; su capitalización, la Innovación ¿Y las preguntas? La creatividad está presente en las comunidades virtuales, en las compañías de IT que ahora compiten en el sector Biotech, en una industria cinematográfica que se mezcla cada vez más con la del videojuego, y al revés, y absolutamente en todo lo demás.

Esta misma creatividad es el motor del cambio, de la destrucción creativa que pregonaba Joseph Schumpeter; y también su ventaja. Sabemos, implícitamente, que existe. Y sabemos reconocerla (¡Eureka!), como así atestigua Steve Jobs: "Cuando se le pregunta a los creativos cómo hicieron una determinada cosa, en general se sienten un poco culpables, porque realmente no hicieron nada, sólo vieron algo". Pero, realmente, sabemos.

[*D Las ideas, la innovación, necesitan una apertura de la cultura empresarial, recursos y tiempo *]

¿Qué es la creatividad? Históricamente, la creatividad ha sido considerada a grandes rasgos como: blind variation (Campbell), pensamiento divergente (Torrance), motivación intrínseca (Amabile), factor social (Csikszentmihalyi) y mercado de valores (Sternberg y Lubart). En la actualidad, su posible definición consensuada sería: “Habilidad de producir ideas o productos que son nuevos y apropiados”. Ahora bien, ¿cómo llega hasta nosotros?

¿Cómo aparece? Una de las teorías recientes que aúnan variables cognitivas y sociales es la Teoría de la Inversión de Sternberg y Lubart. En ella se describe la creatividad como un mercado de valores donde las ideas son acciones y los individuos creativos las compran a la baja y las venden al alza. Así, serán brokers más rentables cuanto más altas sean sus fuentes creativas: inteligencia, conocimiento, estilo legislativo de pensamiento (crean sus propias reglas), tolerancia a la ambigüedad, voluntad de superación, perseverancia, racionalización en la toma de riesgos, autoconfianza, motivación intrínseca y entorno favorable (apoyo creativo, libertad, etc).

[*D La creatividad es un mercado donde las ideas son acciones que se compran a la baja y se venden al alza *]

¿Creatividad e Innovación son sinónimos? La innovación puede entenderse como un proceso posterior al de la creatividad, que se da, si y solo si, esta última ha estado presente previamente. Mientras que la creatividad se centra en el proceso creativo (producción, desarrollo, selección y retención de ideas), la innovación es la implementación del mismo. En el entorno empresarial ambas son necesarias, la primera como motor y la segunda como capitalizador de ideas.

¿Cómo fomentar la creatividad y la innovación Organizacional? Su fomento necesita de una apertura de la cultura y el clima organizativo. Requiere apoyo institucional mediante recursos tangibles (impulso financiero) e intangibles (comunicación fluida, tolerancia con errores, etc) y tiempo. El objetivo es conseguir libertad, seguridad y motivación para que ambas fluyan.

En definitiva, la creatividad y la innovación actúan como motores competitivos, siendo al mismo tiempo apuesta y desafío. Pero también, como en la película El hombre del traje blanco (MacKendrick, 1951), siendo amenaza para las compañías que no son ni creativas ni innovadoras, porque rompen paradigmas, porque actualizan el cambio.

¿Cómo adaptarnos a este universo cambiante? ¿Cómo obtener la ventaja competitiva? He aquí las preguntas, sin duda ya saben cuál es la respuesta.

Último vídeo

IE Inside Out Project - #IamIE

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu