Auditores de cuentas e independencia (I)

Francisco de Marcos. Profesor. Instituto de Empresa

1 Diciembre 2004

La relación del auditor con la sociedad cuyas cuentas audita está sujeta a una escrupulosa regulación. Si además la empresa auditora presta otros servicios complementarios a la sociedad auditada, esto puede afectar a la independencia de la auditora y merece la atención de las autoridades reguladoras de los mercados financieros.

Los auditores son una pieza esencial en la regulación de los mercados de valores y de las sociedades de capital, especialmente de aquéllas sociedades cuyas acciones se hallan dispersas entre multitud de socios. El interés por garantizar la independencia del auditor respecto de la sociedad es constante y unánime en todos los países, aunque los instrumentos diseñados para conseguirlo varían sustancialmente.

La relación del auditor con la compañía cuyas cuentas anuales audita ha sido siempre objeto de una escrupulosa y detallada regulación por la legislación societaria y de auditoria de cuentas. A nivel europeo existen la Cuarta (78/660/CEE) y la Octava (84/253/CEE) Directivas, que armonizan gran parte de la regulación sobre el particular.

Las normas legales prestan gran atención al inicio de la relación entre el auditor y la compañía, su nombramiento, remuneración, la duración del encargo, los deberes del auditor de cuentas en la realización de su tarea y las circunstancias de finalización de la relación. En cualquiera de estas materias pueden existir indicios que hagan dudar de la independencia, imparcialidad y objetividad del auditor, con el consiguiente perjuicio para la función que éste desempeña.

[*D La armonización comunitaria ha contribuido muy poco a la equiparación del régimen jurídico de la auditoria de cuentas en Europa *]

La armonización comunitaria ha contribuido muy poco a la equiparación del régimen jurídico de la auditoria de cuentas en Europa. Los distintos ordenamientos han afrontado de diferente manera la regulación de las cuestiones relevantes de la relación del auditor de cuentas con la sociedad.

Prestación de servicios complementarios

Una de las cuestiones que afecta a la independencia del auditor y que ha merecido la atención de legisladores y autoridades reguladoras de los mercados financieros es la prestación, por parte de la empresa de auditoria o de las empresas a ella asociadas, de otros servicios profesionales de asesoramiento y consultoría a la sociedad auditada.

[*D Una de las cuestiones que afecta a la independencia del auditor es la prestación de otros servicios profesionales de asesoramiento y consultoría a la sociedad auditada *]

Aunque existen argumentos para sostener las múltiples eficiencias (contractuales, de enfoque e informativas) derivadas de la prestación de diferentes servicios profesionales por la empresa auditora, o sus filiales, a la sociedad auditada, estas relaciones siempre son observadas con cierta sospecha. Se argumenta que los posibles conflictos de interés entre los auditores y la sociedad auditada pudieran llevar a que los primeros tendieran a ser más dependientes de sus clientes, olvidándose de sus obligaciones legales y deontológicas.

Por eso, exceptuando supuestos extremos en los que la empresa auditora y sus filiales obtengan una parte sustancial de sus ingresos de un mismo cliente auditado, que entonces sí deben prohibirse por la norma legal, parece suficiente una obligación de información anual a los inversores sobre estas relaciones profesionales. Los inversores y, en su caso, el comité de auditoria podrán, eventualmente, instar a los gestores de la sociedad a cambiar sus proveedores de servicios profesionales, pero una intervención legal más profunda es desaconsejable.

Último vídeo

IE Inside Out Project - #IamIE

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu