Crear empleo

Gayle Allard. Profesora. IE Business School

30 Noviembre 2015

El primer reto que deberá afrontar el próximo Gobierno será crear empleo, pero empleo de calidad, y eso exige erradicar la burocracia, los contratos farragosos y los abusos de poder.

No cabe duda sobre cuál debe ser la prioridad del Gobierno que salga de las urnas a finales de año.  En un país con una tasa de paro del 20%, hay que crear empleo. Y en un momento en el que los jóvenes se van de España por falta de oportunidades, el empleo que se crea tiene que ser de mayor calidad.

Para conseguirlo, hacen falta afrontar varios frentes. Por una parte, el sueldo y la renta total de un país descansan en la productividad de sus trabajadores, y la productividad española es baja.  ¿Cómo se aumenta? Haciendo que sea un país atractivo para invertir, para crear una empresa, ampliarla o mejorarla.

A pesar de su recuperación, España no es un destino atractivo de inversión. Sigue siendo un país burocrático, con impuestos altos y normativas complejas que a veces cambian caprichosamente, incluso, en un sector tan crítico como las energías renovables. Es urgente simplificar la tarea de hacer negocios para que sea atractivo emprender, para que cada trabajador sea más productivo y, como consecuencia, esté mejor pagado.

Además, hay que terminar la reforma laboral. El coste del despido se ha reducido, con consecuencias desastrosas para algunos; y con una indemnización ya cerca de la media europea, el siguiente paso es ir hacia un contrato único, que sea igual para cualquier empleo o trabajador.

El confuso marco de contratos actuales desanima tanto al que trabaja como al que emplea. ¿Por qué un joven sólo puede aspirar a un contrato temporal?, ¿por qué tiene que recurrir un pequeño empresario a abogados para cualquier relación laboral? Terminar con la engorrosa tipología actual de contratos y reemplazarla por uno solo es un cambio justo, pro-social y necesario.

Al mismo tiempo, hay que hacer un verdadero esfuerzo para garantizar que se cumplan las normas laborales y sancionar abusos como los falsos autónomos, porque una de las grandes lacras de los últimos tiempos es que se ha aprovechado la elevada tasa de paro para hacer trabajar a españoles en condiciones ‘tercermundistas’. Y eso no se puede puede permitir.

España está creciendo y tiene buenas perspectivas económicas.  Hay que aprovechar esta coyuntura para convertirla, además, en un país con buenas perspectivas laborales, capaz de emplear y retener a  los más cualificados.

Último vídeo

Martha Thorne valora el fallo del Premio Pritzker 2017

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu