<B>El ahorro de Volkswagen</B>

Stefanie Müller. Corresponsal. Wirschaftswöche

15 Diciembre 2003

Desde hace varios años Volkswagen desarrolla una política de empleo que promueve la flexibilización del mercado de trabajo.

El fabricante alemán de automóviles Volkswagen (VW) revolucionó hace diez años el sector, cuando implantó la semana de cuatro días sin ajuste salarial. "Con esto hemos obtenido un gran reconocimiento, ya que ha sido posible conservar 20.000 puestos de trabajo", afirma el creador del modelo, el director de personal de VW, Peter Hartz. Hartz, ha conferido a Volkswagen la denominación de "fábrica que respira". Se trabaja cuando lo exige el mercado, y no al ritmo que marca la jornada laboral.

Esto significa que, a veces, la semana de 4 días se convierte en semana de 6 días, pero en otras ocasiones sólo se trabaja tres días. En el futuro, y dentro de este concepto, trabajarán más los que son más jóvenes. Los de mayor edad no deberían realizar muchas horas extraordinarias, para así poder disfrutar de más tiempo libre. Los trabajadores y los sindicatos, que en Alemania continúan teniendo mucho poder, están de acuerdo en este punto.

Hartz es también el autor del nuevo plan Auto 5000, que ha cosechado igualmente el éxito. Puesto en marcha en el año 2001, el Auto 5000 ofrece trabajo a desempleados bajo unas condiciones específicas: salario inferior en un 20% al habitual en Volkswagen y ausencia del resto de los beneficios sociales. De este modo se han creado 3.500 puestos de trabajo. Dentro de este plan se produce actualmente en Wolfburgo, el minivan Torran, y próximamente se fabricará el microbús en Hannover. A este proceso van ligados otros 1.500 nuevos puestos de trabajo.

El plan ha recibido este nombre porque los trabajadores ganan en bruto unos 5.000 marcos con una semana laboral de 35 horas, cuando lo habitual en la empresa es la semana de 29 horas. Para que este dumping de salarios pueda hacerse realidad dentro del mismo consorcio, Volkswagen ha fundado su propia empresa, la Auto 5000 GmbH. Conforme a este plan se trabaja asimismo en la fábrica que el consorcio posee en Wolfsburgo. También aquí han aprobado los sindicatos la pérdida de retribuciones, porque piensan que la VW, en último término, tiene en mente el bienestar de todos y no sólo el propio beneficio. Estas retribuciones siguen siendo superiores al salario base. Además, se mejoran mediante un atractivo plan de participación en los beneficios. Éste, se establece cada año en función de los pedidos realizados y de los ingresos obtenidos.
[*D · Muchos expertos del sector y reformadores del mercado de trabajo hablan ya de “la fábrica de sueños”, de Volkswagen *]
"No sólo hemos ayudado al estado a aliviar sus cargas sociales, sino que podemos fabricar de una forma más económica, lo que hace que Volkswagen sea más competitiva", afirma Hartz. Estas medidas no sólo suponen ahorros de costes en salarios, sino también en otro tipo de prestaciones. Los trabajadores deben aportar un 50% para formación y perfeccionamiento. Algunas de estas medidas son aceptadas a regañadientes por los trabajadores. Sin embargo, la mayoría prefieren este trabajo a estar en el paro. Y que la oferta de VW es atractiva a pesar de todos los recortes, queda demostrado por el número de peticionarios: hasta ahora el departamento de personal ha estudiado 40.000 solicitudes, entre ellas, las de muchos ingenieros y técnicos de otros sectores.

Al principio todo era bastante caótico, porque la mayoría de los solicitantes tuvieron que recibir formación adecuada. El personal atendía con dificultad la gran demanda y, a causa de la falta de preparación, la tasa de rechazos era elevada. Pero entretanto se ha creado un buen ambiente: "Hemos creado espíritu de equipo y nos hemos adaptado a las circunstancias", declara un empleado. En su opinión, los trabajadores tienen más participación en el desarrollo y la fabricación de productos que en otras partes. Y esto motiva.

Muchos expertos del sector y reformadores del mercado de trabajo hablan ya de “la fábrica de sueños”, que Volkswagen habría creado. Hartz pone en duda, no obstante, que este proyecto piloto pueda transferirse fácil y rápidamente a otras empresas y sectores: "nosotros hace ya años que seguimos esta senda de la flexibilización y del compromiso con los sindicatos. Nuestra filosofía empresarial ha cambiado enormemente en este periodo. Esto nos costado mucho sudor y lágrimas."

Último vídeo

IE Inside Out Project - #IamIE

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu