El directivo coach

Victoria Gimeno. Directora Relaciones Institucionnales. IE University

4 Enero 2016

Parece obvio afirmar que una empresa que motiva a sus empleados logra que éstos saquen lo mejor de sí mismos. Sin embargo, no es tan obvio que las compañías actúen en consecuencia.

Existen tantos tipos de jefes como de personas: controladores, que dejan a sus colaboradores que hagan lo que les dé la gana,  perfeccionistas, paternalistas, orientados a resultados,  delegadores,  etc.

Pero, de lo que no cabe duda, es que una empresa que motiva a sus empleados hace que éstos sean más productivos y saquen lo mejor de sí mismos. Si esto es así, ¿por qué a los directivos no se les retribuye con base en la motivación a sus empleados? ¿Saben acaso qué es lo que les motiva a éstos?

Desde luego, el sueldo es un motivador importante, pero no es el único, porque una empresa que no ofrece un futuro a sus empleados, más pronto que tarde va a conseguir que la abandonen. Cuando hablo de futuro,  hablo de carrera profesional, de desarrollo, aprendizaje, recompensa al esfuerzo en términos económicos y/o de tiempo.

Hace unos días, uno de mis coachees me comentaba que en su empresa, cada vez que alguien se va, le sustituyen con una persona externa a la compañía, no existe la promoción interna. Y con esto, está lanzando a sus trabajadores el mensaje de que “vosotros no sois lo suficientemente buenos para una promoción interna”.

Este coachee se sentía frustrado y su autoestima estaba muy dañada. Un empleado en este estado no va a dar lo mejor de sí mismo, primero, porque cree que no puede, y segundo, porque le va a faltar compromiso. 

Un directivo coach buscará que cada una de las personas de su equipo haga su trabajo de la mejor manera posible, que el resultado del trabajo sea mayor que el de la suma de sus partes. Para ello, se pondrá en sus zapatos y verá qué es lo que les motiva, creando un equipo comprometido. Dejará que tomen decisiones, celebrará sus logros y analizará sus no logros.  Confiará en ellos. Les ayudará a conocerse mejor para que pongan su talento en sus tareas. Conseguirá equipos que gestionan sus emociones, que se auto motivan y que establecen relaciones estrechas entre ellos. En definitiva, les acompañará y retará para conseguir los objetivos.

No es fácil ser un directivo coach, pero la buena noticia es que se puede entrenar.

 

 

Último vídeo

IE Inside Out Project - #IamIE

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu