El Fisco y el invierno demográfico

Víctor Torre de Silva. Profesor. IE Business School

21 Junio 2006

España se adentra en un duro invierno demográfico. En 40 años, el 33% de la población tendrá más de 64 años. Un escenario que podría corregirse con mejoras fiscales para las familias.

Uno de los problemas graves con los que se enfrenta la sociedad española a medio y largo plazo es el envejecimiento de la población. Según uno de los escenarios que contempla el Instituto Nacional de Estadística, en 2046, el 33% de la población tendrá más de 64 años, cuando hoy representa el 17%. Estas cifras incorporan los aportes previstos de población inmigrante. Por tanto, España se enfrenta a un verdadero invierno demográfico, con un gasto en pensiones públicas que casi se duplicará a mediados del presente siglo, hasta alcanzar alrededor del 18% del PIB.

[*D Los españoles tenemos pocos hijos, vivimos más y la inmigración no evitará el tremendo envejecimiento de la población. *]

Los españoles tenemos un número insuficiente de hijos para reponer las generaciones, y vivimos cada vez más, con lo que nos precipitamos hacia una sociedad avejentada. Los gastos en pensiones y sanidad se dispararán y serán soportados por un número decreciente de trabajadores. La inmigración, aunque palia en algo el problema, ni de lejos evitará estas tremendas consecuencias.

Durante los últimos años, los Gobiernos de distinto signo político han mostrado su preocupación por el envejecimiento de nuestra población y han tomado algunas medidas para combatirlo (muy insuficientes, dicho sea de paso). Todos recordamos los intentos de conciliación de la vida familiar y laboral, las pagas a las mujeres trabajadoras con hijos menores de tres años, las medidas para favorecer una extensión de la vida laboral, la legislación de familias numerosas, los debates sobre la ampliación del permiso de paternidad... Sin embargo, el mayor coste asumido por las arcas públicas en esta materia ha sido el fiscal.

[*D Es importante aliviar el tratamiento fiscal de las familias con hijos. Y una buena opción sería rebajar las rentas del trabajo. *]

Por vía de deducciones de la base imponible o de la cuota del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) se ha tratado de ayudar a las familias con hijos menores. Ésta es la línea del proyecto de ley del IRPF actualmente en tramitación en el Congreso de los Diputados, que con algunos cambios técnicos continúa en la línea de las leyes anteriores. Por cierto, que la exposición de motivos del proyecto de ley menciona el envejecimiento, pero sólo para referirse a los incentivos fiscales a los planes de pensiones privados y figuras análogas.

No cabe duda que aliviar el tratamiento fiscal de las familias con hijos es un modo de favorecer decisiones de tener más descendencia. Puestos a hacerlo, posee una relevancia especial empezar por favorecer a aquellas que se sostienen con rentas del trabajo. Sin lugar a dudas, los rendimientos salariales son los que soportan una mayor carga tributaria en la España de hoy (en términos comparativos con los rendimientos profesionales, empresariales y, por supuesto, con las rentas del ahorro).

[*D La carga tributaria de una familia asalariada con dos hijos y un sueldo es un 1,8% superior a la media de la UE-15. *]

La OCDE ha publicado recientemente un amplio estudio de la carga tributaria de las familias. Sus resultados para nuestro país son alarmantes. El estudio, del que dio cuenta Expansión el pasado 30 de marzo, toma dos muestras. La primera es un asalariado sin pareja ni hijos: su carga tributaria en España alcanza el 39% de los ingresos, un 3,1% por debajo de la media de los quince países que formaban la Unión Europea hasta 2004. La segunda muestra es una familia asalariada con dos hijos y un sueldo. Su carga tributaria en España se sitúa por encima de la media de esos mismos países, nada menos que 1,8 puntos porcentuales. Por si fuera poco, la evolución entre los años 2000 y 2005 supone que la carga tributaria para esa familia tipo descendió 1,5 puntos porcentuales en los quince países de la Unión Europea, mientras que en España aumentó 1,3 puntos.

A la vista de estos datos, cabe preguntarse si el tratamiento fiscal de las familias, y en especial de las que viven del salario, es el que necesita la sociedad española para combatir el envejecimiento. Parece que el invierno demográfico se nos viene encima; tal vez convendría ir encendiendo la estufa.

Último vídeo

IE Inside Out Project - #IamIE

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu