El olvidado reto de gestionar ciudades

<a href="http://www.ie.edu/esp/sobreie/sobreie_expertos_detalle.asp?id_exp=340">Gildo Seisdedos</a>. Profesor. Instituto de Empresa

28 Junio 2007

En los comicios municipales, ¿qué votó?, ¿cuántas propuestas le han hecho sobre su modelo de ciudad? Piénselo. La gestión urbana necesita cambios.

Las calles nos gritan cuándo estamos en campaña, porque las municipales son un excelente barómetro sobre la forma de gestionar ciudades. Lógico, ya que está en juego quiénes serán los gestores urbanos durante los próximos cuatro años. Pero el panorama no es demasiado alentador. El poder local sigue mediatizado por consideraciones que poco tienen que ver con lo que realmente debería juzgarse: la capacidad para convertir nuestra ciudad en un entorno competitivo, con calidad de vida y cohesión social.

Paradójicamente, estas cuestiones están cada vez más en manos de las ciudades. El pasado mes de marzo se celebraba en Madrid una Conferencia bajo el seductor título de Rethinking the urban policy agenda (Redefiniendo la agenda política urbana), en la cual, expertos en política urbana y alcaldes de todo el mundo llegamos a una misma conclusión: las grandes cuestiones de la humanidad son cuestiones urbanas. No sólo porque más de la mitad del mundo viva en ciudades, sino porque éstas generan el 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Y porque la inmigración tiene su rompeolas en las ciudades. Y porque la piedra angular de la competitividad se sitúa cada vez más en un atractivo urbano conseguido a través de proyectos estrella, clusters creativos o eventos de proyección internacional.

[*D Rara vez, en las campañas municipales se habla sobre el modelo de ciudad, porque todavía son unas primarias de las generales. *]

¿Vimos algo de esto en la reciente campaña? Desgraciadamente poco. Las municipales siguen siendo unas primarias. A ello no es ajeno que, hasta ahora, quien las gana revalida en las siguientes generales. ¿Azar? ¿Valor predictivo? No lo sé. Pero es una desgracia para las ciudades, porque el necesario debate sobre su futuro queda sepultado bajo una montaña de cuestiones, sin duda importantes, pero que poco tienen que ver con ellas.

Frente a esto es necesario que los ciudadanos busquemos, comparemos y, si encontramos algo mejor, lo compremos. Mire lo que el equipo actual de su ciudad ha hecho en los últimos cuatro años. Analice si su ciudad va a más o no. Piense en los nuevos equipamientos, en las infraestructuras. Reflexione sobre si ha habido trabajo, entusiasmo y capacidad de gestión. Pregunte: ¿qué se ha hecho? Inmediatamente después, escuche con atención las propuestas que le hacen unos y otros. Valore si le dan a su ciudad lo que necesita. Determine dónde le están ofreciendo vivir dentro de cuatro años. Pregunte: ¿qué es lo que quieren hacer? Y decida.

Sólo dos consejos. Desconfíe cuando entre el argumentario haya razones que poco o nada tienen que ver con su ciudad: colabore a urbanizar a nuestros políticos. Y pida claridad y sencillez. En las escuelas de negocios decimos que quien no puede explicar su estrategia en cinco minutos es que no tiene estrategia. Si alguien se toma la molestia de explicarle, de forma directa y clara, qué quiere hacer con su ciudad, es que vamos por buen camino. Pero, tristemente, hoy por hoy son la excepción. Estimulemos entre todos a que se convierta en la regla. Así, incluso habrá dónde elegir. Y llegaremos algún día (¿?) a unas municipales en las que cada ciudad debata sobre el modelo que quiere para sí y no sobre geopolítica internacional.

[*D Las estrategias de las ciudades ya no caben en el plan general de ordenación urbana. Dede irse más allá. *]

Para ello es necesario un cambio en la forma de presentar las propuestas, porque no hay nada más aburrido que un programa electoral municipal. Los programas de las generales y autonómicas tampoco son la típica lectura que uno llevaría a una isla desierta; pero como la mayoría de las propuestas tienen impacto legislativo, la letra impresa refleja razonablemente bien el contenido. No pasa lo mismo cuando hablamos de ciudades, porque éstas legislan poco. Y los ciudadanos, en las municipales, hemos de decidir qué evolución queremos para nuestra ciudad. Esto no entra en un programa electoral tradicional. Es necesaria una propuesta de modelo de ciudad.

¿Qué es un modelo de ciudad? Un modelo de ciudad es, antes que nada, una estrategia. La transformación física de la ciudad no es un objetivo en sí mismo. Tenemos tendencia a avanzar a golpe de modas. Los palacios de congresos, los tranvías, los túneles… son activos caros que sólo tiene sentido si ayudan a garantizar la competitividad, sostenibilidad y cohesión social de sus clientes futuros.

[*D La nueva gestión urbana pone su foco en los servicios medioambientales, el acceso a la sociedad de la información y la movilidad física. *]

Las formas también son importantes y el modelo de ciudad ha de mostrarse a los ciudadanos de otra manera. No se trata de recurrir a la simulación 3D, pero sería de agradecer que mostrasen de manera gráfica los principales proyectos del modelo de ciudad propuesto. Algunas lo han hecho con éxito.

Para todo ello, es necesario un nuevo profesional de la ciudad. Arquitectos y abogados han sido las principales influencias en el urbanismo. Pero el nuevo entorno requiere un enfoque tremendamente interdisciplinar y, al mismo tiempo, especializado en la problemática urbana. Las estrategias de las ciudades ya no caben en el plan general de ordenación urbana.

Este nuevo enfoque es el que abordamos en el libro Manual de primeros auxilios para ciudades que presentamos desde el Foro de Gestión Urbana del Instituto de Empresa. Una nueva gestión urbana estratégica. Que no se queda en el diseño y construcción de edificios e infraestructuras, va más allá y pone su foco en los servicios medioambientales, el acceso a la sociedad de la información, la movilidad física, la telecomunicaciones, el fomento del arte y la cultura, sin olvidar aspectos trasversales como el city marketing, la nueva financiación o la eficiencia en la prestación de servicios.

El futuro de nuestras ciudades, que es nuestro futuro, nos va en ello.

Último vídeo

IE Inside Out Project - #IamIE

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu