Emprender más... y mejor

<a href="http://www.ie.edu/esp/sobreie/sobreie_expertos_detalle.asp?id_exp=320">Ignacio de la Vega</a>. Profesor. IE Business School

27 Septiembre 2007

Poco a poco, la actividad emprendedora se consolida en España como una alternativa real. Pero todavía queda un escollo por superar: la calidad de estos negocios.

Quisiera comenzar mi análisis felicitando a la revista Emprendedores por su décimo aniversario. Su aportación, junto a otros medios de comunicación, al impulso que vive la actividad emprendedora en los últimos años en España ha sido muy significativa, ha consolidado la popularización de esta actividad y ha contribuido a concienciarnos sobre el papel de la creación de empresas como motor de la actividad económica y alternativa profesional viable y rentable.

Desde el año 2000, el Instituto de Empresa lidera en España el Global Entrepreneurship Monitor-Proyecto GEM, sin duda, el mayor observatorio del mundo sobre la actividad emprendedora y su impacto. El GEM ha permitido mejorar el conocimiento del fenómeno emprendedor en nuestra sociedad, impulsar en todos los estamentos la comprensión del mismo y fomentar el desarrollo de políticas públicas que impulsen una actividad tan vital para el crecimiento económico, la generación de empleo, riqueza colectiva e innovación.

[*D Desde 2004, la tasa emprendedora ha ido en aumento y este año las cifras preliminares confirman la positiva evolución *]

Desde la óptica del Proyecto GEM, se consideran emprendedoras todas aquellas personas que tienen entre 18 y 64 años y son total o parcialmente propietarias de una iniciativa de negocio cuyo periodo de actividad, cuando se lleva a cabo la investigación, es inferior a 42 meses. El autoempleo está incluido en la definición.

En los últimos siete años, el indicador del porcentaje de población española involucrada en actividades emprendedoras ha tenido ciertos altibajos, atribuibles a determinados acontecimientos económicos, sociales y políticos. Pero, a partir de 2004, la tendencia ha sido positiva y, en 2007, las cifras preliminares de la Tasa de Actividad Emprendedora (TAE) siguen confirmando esta evolución.

Evolución del índice de actividad emprendedora total en España 2000-2006
2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006
4,55 7,78 4,59 6,77 5,15 5,40 7,27

Actualmente, la dimensión de nuestra tasa de actividad emprendedora ocupa una de las primeras posiciones entre las registradas por el proyecto GEM en la Unión Europea. Sin embargo, entre sus características se detectan aspectos positivos y negativos. Para corregir estos últimos, se debe realizar un análisis profundo, que huya sólo de la cantidad e impulse la calidad de las iniciativas emprendedoras.

[*D En 2006, más del 83% de los negocios se arrancó para aprovechar una oportunidad, no por necesidad o falta de empleo *]

Entre los aspectos positivos, destaca el hecho de que en 2006 más del 83% de los emprendedores arrancase su iniciativa “para aprovechar una oportunidad”, en vez de hacerlo por necesidad o falta de alternativas de empleo. Asimismo, el perfil del emprendedor pone de manifiesto que un 34% tiene estudios superiores y cada vez se incorporan al proceso más jóvenes y más mujeres. También es importante señalar que 7 de las 17 Comunidades Autónomas españolas presentan una tasa de actividad emprendedora por encima de la media del país, algunas, incluso, superan la cota del 9%.

Estas iniciativas gozan de un buen nivel de uso de las nuevas tecnologías en comunicación; pero, en cambio, es bastante moderado el uso de estos avances en los procesos de producción. Y, desde el punto de vista sectorial, aún falta mucho para que nuestro tejido empresarial se equipare al de otros países de la UE, en cuanto al desarrollo de empresas de base tecnológica innovadora y con potencial de crecimiento.

Respecto a su tamaño, más del 95% de las iniciativas emprendedoras se enmarca en la microdimensión, con unas expectativas de crecimiento en ventas y empleo muy discretas por término medio. Los emprendedores nacientes -con menos de tres meses de actividad- son más optimistas que los consolidados en cuanto a su intención de crecimiento, innovación y desarrollo. Pero, a medida que van consolidando sus negocios, esta intención disminuye.

[*D Innovación, uso de avances tecnológicos y una mayor ambición continúan siendo el Talón de Aquiles de los emprendedores *]

Por tanto, tal y como destacan los más de 600 expertos que entrevista el Proyecto GEM anualmente, aunque la actividad emprendedora está mejorando en todos sus frentes, todavía quedan varios escollos por superar. De hecho, aún es pronto para visualizar la efectividad de muchas medidas, especialmente en el ámbito de la financiación, la transferencia de I+D, la internacionalización y el crecimiento de las iniciativas emprendedoras. Estos aspectos, junto con la introducción de materias relacionadas con el espíritu emprendedor en el sistema educativo y el fomento de la innovación en todas sus vertientes, deben abordarse en profundidad en los próximos años, para conseguir que la actividad emprendedora española alcance las cotas de calidad que deben acompañar a su positiva evolución en cantidad.

Estoy convencido de que, dentro de otros diez años, además de felicitar a Emprendedores por su vigésimo aniversario, veremos un entorno en el que muchas de las imperfecciones que afectan al pleno desarrollo y comprensión de la actividad emprendedora en nuestra sociedad habrán sido corregidas. Desde el Proyecto GEM estaremos midiendo puntualmente estos avances.

Último vídeo

IE Inside Out Project - #IamIE

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu