En busca de uno mismo

Victoria Gimeno. Directora Relaciones Institucionales. IE University

1 Agosto 2016

Todos formamos parte de sistemas que están interconectados –familia, trabajo, amigos…- y pueden terminar colisionando. Pero dentro de nosotros está la solución a estos choques.

¿Por qué un problema en el trabajo nos lleva a tener un mal día en nuestra casa?, ¿por qué el comportamiento de nuestra suegra afecta a la familia que hemos creado?, ¿por qué un amigo hace un comentario y tiembla nuestra pareja? Muy sencillo, todos formamos parte de sistemas que están interconectados y la crisis en uno de ellos -familia, trabajo, pareja, círculo de amistades, etc.-, produce un auténtico tsunami en el resto.

La dificultad, a veces, consiste en saber cuál es el origen de nuestro malestar, para poder actuar sobre él. Y es probable que estemos paralizados ante una situación y no encontremos ni  la causa  ni la solución. Para tratar de solucionarlo, muchas veces aplico el coaching sistémico y le pido a mi coachee  que describa, utilizando unas figuras, dónde se sitúan cada una de las personas con las que interactúa, así como otros elementos, como sus propias emociones, decisiones, objetivos…

Esta forma de describir su problema es muy sencilla y le permite “darse cuenta”, paso número uno para resolver un problema.

En muchas ocasiones, dos de los sistemas a los que mi coachee pertenece muestran incompatibilidades entre ellos, por ejemplo “tengo que llevarme bien con mi jefe, que es, precisamente, quien ha desestabilizado mi matrimonio”, o “tengo que cuidar de mi padre enfermo a costa de dedicar menos tiempo a mis hijos”.

Nada más rápido y sencillo que  pedir a tu coachee que coloque las figuras que están en su vida, que te vaya describiendo como interactúa con ellas, qué le falta en esas relaciones…, y la información que como coach obtienes es muy potente. Además, la forma en que el coachee ve su propia vida le puede producir ese cambio en la perspectiva con que se mira a sí mismo y a su entorno, lo que le ayuda en el proceso de transformación necesario.

En definitiva, el coaching sistémico  es una herramienta con gran poder para visualizar los sistemas de los que formamos parte, tomar conciencia de nuestro papel en cada uno de ellos y de nuestros sentimientos,  vernos desde fuera, entender de manera global que nos está sucediendo, reparar nuestras relaciones y buscar el camino para salir a solucionar nuestros problemas e ir hacia nuestros objetivos.

¡Atrévete a probarlo!

Publicado en el Blog de Ava

Último vídeo

Martha Thorne valora el fallo del Premio Pritzker 2017

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu