<B>Europa: tendencias en formación</B>

IE Focus

28 Junio 2005

La formación de los trabajadores europeos continúa presentando grandes diferencias entre países. Diferencias que, curiosamente, no guardan relación con otras magnitudes que miden el grado de desarrollo de un país, como es el caso del PIB.

Como continuación a su serie de iniciativas para fortalecer la cultura empresarial el Gobierno danés pondrá en marcha el programa «Una sociedad con espacio para la libre iniciativa» destinado a estudiantes, con el fin de informarles mejor sobre cómo convertirse en empresarios y comenzar sus propios negocios. El proyecto ofrecerá una «cadena continua de oportunidades», a lo largo de sus carreras educativas, con el fin de fomentar su capacidad de innovación, profundizar en su comprensión de la empresa, y proporcionarles cualidades profesionales para ayudarles a establecer y dirigir empresas independientes.

De la misma forma, se ha diseñado una asignatura optativa, «Innovación», para promocionar la iniciativa, la independencia y la creatividad, y enseñar los métodos y teorías de los negocios, la innovación y la empresa. El curso, así como otras clases de economía general, proporcionará oportunidades de proyectar y crear empresas en asociación con otras compañías. Los estudiantes también podrán participar en competiciones relacionadas con el mundo de la empresa, tales como Young Enterprise y el European Business Game.

[*D El gobierno danés continúa reforzando su política de formación continua *]

Además, el gobierno establecerá una academia de la empresa entre las instituciones de enseñanza superior, como un centro para la enseñanza en I+D y formación en cuestiones relacionadas con la empresa. El programa llegará también a las escuelas. Entre las nuevas formas para motivar a las instituciones educadoras se incluye la introducción de un premio a la «Escuela Empresarial del Año».

Más formación, aunque aún poco constante, para los empleados irlandeses

La mano de obra irlandesa incrementó significativamente su participación en la oferta educativa durante la última década. En 1991, sólo el 4,6% de los empleados de entre 25 y 64 años recibió algún tipo formación. Las cifras se incrementaron hasta el 6,1% en 1996 y alcanzaron el 8,3% en 2002. Sin embargo, estos números aún sitúan a Irlanda en la parte media-baja de la tabla en el ranking de países europeos. Esta información, que apareció en la Irish Labour Market Review, trata sobre el alcance y distribución de la educación y la formación entre los empleados del país. Los datos engloban a todas las personas que trabajan y se publica anualmente.

Las diferencias persisten, especialmente en lo relativo a la edad y al sexo. Los niveles de participación son más bajos entre los hombres y los trabajadores de más edad. El 11% de las mujeres recibieron algún tipo de formación, en contraposición al 7,8% en el caso de los hombres. Los trabajadores más jóvenes, especialmente los hombres, tuvieron más oportunidades de recibir formación que sus compañeros de más edad. La tasa de participación de empleados, hombres de más de 45 años fue del 4,3%, y en el caso de las mujeres, del 8,6%.

La participación de los autónomos (3,3%) fue mucho más baja que el de los trabajadores por cuenta ajena (9,5%). En este caso, aparece de nuevo la diferencia en lo relativo al sexo, ya que los hombres autónomos que recibieron formación fueron sólo el 2,5%, mientras que las autónomas alcanzaron el 7%.

[*D El nivel de participación de los trabajadores italianos en actividades de formación se sitúa por debajo de la media *]

Como era previsible, la participación fue elevada en el caso de los empleados de oficina, en los sectores de servicios privados, tales como finanzas, y en la administración pública, defensa, educación o sanidad; todos reportaron más del 19%. El sector industrial tuvo una tasa por debajo de la media (7,1%), mientras que la construcción, el comercio mayorista y minorista, y los hoteles y restaurantes mostraron una tasa baja (4%). Todos estos sectores experimentaron un descenso entre los trabajadores de mayor edad, especialmente en el comercio mayorista y minorista, y en el sector industrial. Entre los profesionales en general, el 18% de las mujeres recibieron formación, frente al 11% en el caso de los hombres. (Irish Labour Market Review: Telf.: 353/1 607-0526; correo electrónico: brian.mccormick@fas.ie)

El modelo italiano

Mientras tanto, el nivel medio de participación de los trabajadores italianos en actividades de formación continua situándose por debajo de la media europea. El país cuenta con un bajo nivel de inversión, en comparación con otros países europeos, aún cuando Italia está al mismo nivel que el Reino Unido en términos del PIB.

Último vídeo

IE Inside Out Project - #IamIE

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu