Innoversity: Innovación y diversidad en la empresa

<a href="http://www.ie.edu/IE/php/es/profesores_medios_detalle.php?id=380">Yanire Braña. Profesora. IE Business School</a>

29 Mayo 2008

Olvídese de viejos patrones. En el contexto actual, la innovación es clave para crecer y rentabilizar su negocio. Pero ésta debe basarse en la diversidad del mundo en que vivimos.

En una época en la que la competencia por el talento y el poder de la marca es fundamental, muchas empresas se ven obligadas a cultivar su singularidad, buscando nuevas formas de desarrollar los valores y factores que les permiten seguir siendo únicas. Y para conseguirlo, acuden a la innovación, convencidas de que ésta es la única vía posible de mantener o crear una ventaja competitiva sostenible en el tiempo.

En este contexto, las compañías más innovadoras son conscientes de que innovar va más allá de crear o modificar productos o servicios, de que en ocasiones lo importante es desarrollar una infraestructura de personas y procesos que les permita responder a todas sus necesidades actuales o futuras. Muchos de estos procesos son formales, están explícitamente definidos y documentados, pero otros no menos importantes son informales, rutinas o formas de trabajo que evolucionan con el tiempo.

[*D Las empresas necesitan conocer las diferencias de sus mercados, para ir más allá de la demanda existente y abrirse a una nueva masa hasta ahora inexistente *]

Sin embargo, la necesidad de hacer crecer y rentabilizar el negocio conlleva que muchas compañías se centren únicamente en sus competidores y clientes. ¿Qué sucede entonces con los no competidores y los no clientes? La realidad empresarial demuestra que, a menudo, se diseñan estrategias de fidelización y retención sólo para clientes y empleados, olvidándose así del tamaño de su mercado potencial: los no clientes y los no empleados. A esto se suma la dificultad de conocer ese universo, fruto de los grandes cambios demográficos, económicos y socioculturales, que en ocasiones dificultan identificar criterios de segmentación para su buen conocimiento.

En este sentido, las nuevas tecnologías facilitan a las empresas mirar más allá de sus fuentes tradicionales de ventaja competitiva. Pero a veces no es suficiente para poder innovar o renovar dicha ventaja. Para maximizar todas las posibilidades, las empresas necesitan invertir en conocer las diferencias de sus mercados, pudiendo ir más allá de la demanda existente y abriendo la puerta a una nueva masa hasta ahora inexistente.

[*D La diversidad realmente importante para fomentar la creatividad y la innovación no es la religión o el sexo, sino las diferentes formas de ver el mundo *]

Esta inversión suele englobar nuevos patrones de interacción, comunicación y toma de decisiones, que se pueden utilizar para transformar recursos en productos y servicios de mayor valor. Para hacer frente a estos cambios y aumentar las posibilidades de éxito, también se requiere el acceso a una combinación de recursos tangibles (financieros, humanos y tecnológicos), y menos tangibles, como la información, el valor de marca y las relaciones con los proveedores y/o clientes.

Pero, aunque los objetivos y beneficios de la innovación parecen estar claros, a la hora de llevarlos a la práctica se olvidan los ingredientes básicos del proceso de innovación. Dicho de otro modo, para impulsar nuevas ideas, experiencias y conocimientos se necesitan unas capacidades y recursos, como la diversidad, que permitan desarrollar la ventaja competitiva. Pero ojo, porque la diversidad realmente importante para fomentar la creatividad y la innovación no es la religión o el sexo, sino las diferentes perspectivas o formas de ver el mundo, experiencias, capacidades y maneras de pensar. Es la diversidad intangible.

[*D Un paso previo al desarrollo de políticas de diversidad innovadoras es la comunicación y la capacidad de gestionar esa diversidad. *]

Esta diversidad contribuye a un cambio cultural y de forma de ver el negocio, y tendrá un mayor impacto en el rendimiento empresarial dependiendo de factores estratégicos, culturales y organizativos. Por ello, un paso previo al desarrollo de políticas de diversidad innovadoras es la comunicación y la capacidad de gestionar la diversidad, que en todo caso deberían estar unidas al negocio de la empresa.

La diversidad es un importante componente de la innovación. Pero, ¿es la innovación necesaria para reforzar la diversidad? Sí, porque las razones básicas para impulsar y gestionar la diversidad son la necesidad de responder a los intereses de los clientes, a la escasez de talento o a la mejora de los resultados a través de la gestión multidisciplinar de equipos. Hoy muchas empresas líderes ya son conscientes de la importancia de diseñar estrategias innovadoras para concienciar e impulsar la gestión de la diversidad, promoviendo la creación de entornos que favorezcan el respeto y la inclusión en todos sus ámbitos.

Último vídeo

Martha Thorne valora el fallo del Premio Pritzker 2017

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu