<B>Integración sectorial y TIC</B>

Yanire Braña. Directora Ejecutiva del IMRC y Profesora del Instituto de Empresa

20 Julio 2004

Cada día es mayor el número de corporaciones que utilizan las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para mejorar la eficiencia de sus procesos internos y optimizar la gestión de su cadena de suministro.

La dinámica de las relaciones empresariales ha ido evolucionando para adaptarse a los cambios del entorno, un hecho que ha favorecido la creciente incorporación de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) a los procesos de negocio. ¿Que tienen en común dos sectores tan diferentes como la construcción y automoción? La búsqueda de una mayor integración, entre los jugadores de cada sector, a través del uso de las (TIC).


La integración sectorial consiste en lograr una estrecha coordinación tanto dentro de una misma compañía, como con sus proveedores, clientes y socios. Un hecho que requiere de la utilización de tecnologías avanzadas usadas de forma eficiente para impulsar la colaboración entre los distintos integrantes de un mismo sector industrial. Las TIC constituyen un instrumento efectivo para lograr el desarrollo e integración empresarial, permitiendo que la información, de distintos tipos, sea procesada, transmitida, manipulada, almacenada y recuperada con rapidez, seguridad y eficiencia.


Integración sectorial

El papel de las TIC en la integración sectorial ha evolucionado de un sistema orientado a funciones, sin estar integrado en otras áreas de negocio, a una integración interna y externa de procesos, hasta llegar a un sistema cooperativo. Muchas empresas ven la necesidad de incrementar la comunicación con el resto de participantes en la cadena de suministro, llegando así a un sistema de cooperación interempresarial. Para ello, existen muchas tecnologías que facilitan el intercambio de información y los canales de relación con los agentes implicados, como paso previo para lograr un sistema de colaboración a través de comunidades electrónicas.

Un aspecto fundamental para lograr la integración sectorial es la Supply Chain Management (SCM), entendida como la integración de los procesos de negocio desde el cliente final hasta los proveedores iniciales, que añaden valor a los clientes y otros agentes implicados.

Actualmente, las TIC juegan un papel esencial para lograr una adecuada gestión de la cadena de suministro. Contribuyen a solucionar más rápidamente los retos que presentan la cambiante demanda de los clientes y la disponibilidad de recursos para la producción. Este papel se concreta en la integración de la información, mediante la unificación de plataformas; la planificación sincronizada mediante la adopción de procesos cooperativos; el flujo de trabajo coordinado, mediante la integración de negocio y la adopción de nuevos modelos de negocio, como son los marketplaces.

Construcción y automoción

El uso y aplicación de las TIC en el ámbito empresarial español alcanzará su máximo potencial cuando se traduzca en un aumento de la eficiencia y efectividad de las compañías, que deberá ir acompañado de cambios en los procesos críticos de negocio y de la estructura organizativa. En el proceso hacia una efectiva integración sectorial, muchas empresas españolas se encuentran con problemas para integrar a sus clientes y proveedores.

Esto se debe fundamentalmente a que muchas compañías están orientadas a corto y medio plazo a desarrollar y fortalecer sus relaciones con los clientes, dedicando menos tiempo y recursos a mejorar la relación con sus proveedores. Sin embargo, los sistemas orientados a resolver únicamente funciones departamentales mediante la automatización de procesos internos, sin tener en cuenta las sinergias y economías de escala derivadas de procesos integrados, deberán ser superados, no sólo para lograr una visión única del negocio, sino para lograr el mejor rendimiento de la oferta de servicios al cliente.

Cadena de suministro

La industria de la automoción, por su parte, es una de las que hace mayor uso de las TIC en las diferentes fases de su cadena de valor: desde el diseño y desarrollo de productos, producción, compras y logística, hasta las fases de distribución y venta de los vehículos. Sin embargo, a pesar de que la utilización de las TIC por parte de los fabricantes de vehículos es muy intensa, en los otros niveles de la cadena de suministro, como son los proveedores de segundo y tercer nivel (compuestos mayoritariamente por Pymes), la situación es muy diferente.

Este hecho, no sólo evidencia las dificultades de las Pymes para lograr una adaptación y mejora del aprovechamiento de las ventajas que ofrecen las TIC sino que, supone reducciones importantes de eficacia, aumento de costes y pérdidas de oportunidades de sinergias asociadas al uso de las tecnologías. El impacto de las TIC en la cadena de suministro de la construcción, no puede desligarse de su propia transformación organizativa. La fragmentación de este sector supone una gran complejidad. Por ello, un uso eficiente de la información a través de todo el ciclo de vida del proyecto evitaría gran parte de los problemas de coordinación existentes en este sector.

En resumen: a pesar de que muchas empresas están comenzando a explotar el uso de las TIC para colaborar y compartir información con sus clientes, proveedores y socios, la mayor parte de las compañías españolas todavía no han logrado integrar de forma eficiente sus procesos de negocio internos. A pesar de ello, se encuentran en una etapa en la que cualquier mejora de la gestión de la cadena de suministro puede suponer un valor añadido para el cliente y generar mayores beneficios.

Para alcanzar los beneficios implícitos de una efectiva integración sectorial, se deberán superar las barreras existentes en relación a la aplicación y difusión de las TIC. El actual desconocimiento y la falta de confianza en la utilidad, fiabilidad y seguridad de las TIC por parte de muchas empresas, la ausencia de una estrategia clara en relación a la utilización de las TIC en las relaciones empresariales y en los procesos críticos de negocio , y la carencia de formación de los empleados sobre las TIC son un claro ejemplo de ello.

Último vídeo

Martha Thorne valora el fallo del Premio Pritzker 2017

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu