La relación entre música y finanzas

Viet Ha Tran. Directora Asociada Admisiones. IE Business School

1 Noviembre 2016

Paciencia, concentración, pasión o la estimulación de un área específica del cerebro. Entre la música y las finanzas existen más relaciones de las que a primera vista pueda parecer.

A lo largo de los años, en mi papel de oficial de admisiones que ha visto miles de curriculos y que ha entrevistado a muchos candidatos para los programas de Masters en Finanzas del Instituto de Empresa, he percibido un interesante hecho: un número considerable de estos candidatos son músicos y, en particular, pianistas. Esto ha desencadenado mi curiosidad, y me ha llevado a interrogar a muchos aspirantes durante las entrevistas de admisión (los que tocan instrumentos musicales, obviamente) sobre esta relación.

¿Existe algún vínculo entre la música y las finanzas? ¿Por qué hay un número considerable de profesionales del sector que también son músicos profesionales? Después de haber realizado estas preguntas a muchos candidatos, he llegado a algunas conclusiones interesantes que compartiré al final de este artículo.

Eric Kohlmann Kupper, Master en Finanzas del IE y que actualmente es socio fundador y consejero delegado de Trinnacle Capital Management (Nueva York), dice: "Tocar bien un instrumento es el resultado de años de práctica y dedicación. No es algo fácil, sino más bien el fruto de muchísimos pasos muy pequeños, a veces tan graduales que es difícil ver un progreso real: mucha gente tira la toalla a lo largo del camino. Ver el resultado de este proceso en una actuación es ser testigo de una manifestación de un trabajo duro y del buen gusto".

Eric ha añadido: "Como una pequeña anécdota de esto, Einstein era un violinista excelente. Su logro supremo, la teoría de la relatividad, fue claramente el resultado de un trabajo duro (su esposa Elsa le llevaba la comida a su despacho, donde él se quedaba a veces durante muchos días sin salir), pero, a la vez, él también estaba buscando una teoría elegante y es probable que esto le condujera a sus resultados innovadores. Las dos características lo hicieron, asimismo, buen músico y buen científico, y lo mismo puede decirse de muchos profesionales de las finanzas."

Eric fue un verdadero ejemplo de este esfuerzo incesante por la perfección. Comenzó su carrera académica en Eton College, en Reino Unido, después estudió física en la ETH Zurich y en la Universidad Técnica de Múnich (TUM Munich), donde completó con éxito su tesis de licenciatura sobre las propiedades electroquímicas de nano-tubos de titanio oxi-carburo, en 2011. Eric contribuyó a la puesta en marcha de una entidad de capital riesgo con sede en Sao Paulo, Bolt Ventures, que como una incubadora para desarrollar y financiar nuevas empresas brasileñas prometedoras.

Estuvo fuertemente implicado en el proceso de recaudación de fondos y de relaciones con los inversores, mientras participaba activamente en la gestión de crecimiento de nuevas empresas en Sao Paulo.

Dennis Lin, graduado en 2014 del Master en Finanzas Avanzadas y ahora director del departamento de asuntos Chinos en Santander UK Corporate & Commercial (Londres), es licenciado en Música con una especialidad en Actuación de Piano Clásica de la Universidad de British Columbia, en Canadá. Dennis compartió su opinión sobre el impacto de ser pianista en su vida profesional como banquero:

"Los músicos siempre buscan el resultado. A diferencia de muchas profesiones donde los ajustes o correcciones menores se pueden realizar durante o después de la entrega del producto o servicio, los músicos tienen que estar meticulosamente atentos a los detalles de su oficio con el fin de producir el mejor rendimiento”.

Los músicos son perseverantes. A diferencia de la mayoría de las profesiones de negocio, donde las habilidades se aprenden y se reproducen únicamente dentro del cerebro humano y con reflejo mínimo del músculo, la música es una intrincada combinación de la memoria muscular mecánica y el cálculo intelectual. Como se puede imaginar, la neuroplasticidad tiene una curva de aprendizaje mucha más corta en comparación con la de la memoria muscular. En otras palabras, nuestro cerebro aprende más rápido que nuestros músculos. Por lo tanto, tocar un instrumento puede ser una de las actividades más difíciles; perfeccionar una pieza de música puede ser un proceso que tarda meses, e incluso años. Los músicos tienden a tener mucha perseverancia, paciencia, diligencia, y una fuerte ética de trabajo.

Los músicos son también vendedores. La música es un campo en el que la barrera de entrada es baja, por no decir nula; cualquiera puede producir música, ya sea con un instrumento o con sus propias cuerdas vocales. La música también es un mercado muy fragmentado, porque no hay límites sobre la creación humana. Estos dos aspectos de la música la convierten en uno de los campos más competitivos debido a la gran cantidad de competidores y reglas sin definir en él.

Después de cinco años en el mundo de los negocios, Dennis ha observado que su desarrollo profesional ha sido rápido, debido a su naturaleza orientada a los resultados, su reputación como un agente económico diligente, con una fuerte ética de trabajo y el rasgo más importante: saber vender. Para poder representar convincentemente un producto y servicio, un desarrollador de negocios y financiero es como un concertista de piano, que debe ejecutar con finura y confianza y, a la vez, orquestar todos los aspectos de la actuación con carisma y talento.

Entonces, ¿qué hay detrás del mito? A continuación ofrezco algunos rasgos que creo que tanto los músicos y los banqueros / financieros tienen en común.
 

- La paciencia: trabajar por muchas horas es normal, tanto para los músicos como para los banqueros. Los alumnos de IE que trabajan en Goldman Sachs o JP Morgan suelen hacer jornadas de hasta 17 horas.

- Concentración: No hay gran resultado sin un alto nivel de dedicación y máxima concentración. En el escenario, no hay espacio ni para el menor error, y lo mismo puede decirse de la realización de tareas de trabajo como comerciante, banquero o financiero: cometer errores con los números no es una opción.

- Ritmo algorítmico: muchos candidatos me han explicado que han descubierto que leen las notas musicales de la misma manera que leen los números

- La pasión: estar sentado durante muchas horas practicando la misma cosa, ya sea para una interpretación de piano o trabajando con números, requiere mucha pasión por lo que haces.

- La ambición de sobresalir y ser el mejor: ser un músico o un banquero significa que uno se esfuerza por ser el mejor y dominar lo que hace hasta el más mínimo detalle.

 

Desde un punto de vista más técnico, hemos observado lo siguiente:

- Los teóricos de la música a veces usan las matemáticas para comprender la música, debido al hecho de que la regularidad que se encuentra en la música también se expresa en las matemáticas. 

- En la antigua Grecia, los científicos investigaron la expresión de las escalas musicales en términos de relaciones numéricas, en particular las proporciones de pequeños números enteros.

- La música se dirige a un área específica del cerebro para estimular el uso del razonamiento espacio-temporal, que es útil en el pensamiento matemático. Los niños que recibieron clases de piano en la edad preescolar mostraron tener un 34% más alto la capacidad espacial-temporal que otros niños de su edad.

- La música ayuda claramente a mejorar las habilidades en la matemática, dotando a los niños de una ventaja en la ciencia, la ingeniería, y otras áreas relacionadas con las matemáticas.

Así que, la próxima vez que usted encuentre a un gran talento en las finanzas, las matemáticas, la física, la química, o la ingeniería, pregunte si es músico o música. La respuesta, muy probablemente, será "Sí".

Último vídeo

IE Inside Out Project - #IamIE

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu