Las claves para emprender en España

Juan José Güemes. Profesor. IE Business School

12 Mayo 2011

La actividad emprendedora es clave para crear empleo y en España ha aumentado la población deseosa de arrancar un negocio. Pero, hacen falta cambios fiscales y burocráticos para conseguirlo.

IE Business School dirige en España el Obervatorio Global Entrepreneurship Monitor (GEM) sobre la actividad emprendedora. Se trata del proyecto internacional de investigación y análisis del fenómeno emprendedor más completo que se haya llevado a cabo nunca. En su edición de 2010, presentada en Washington DC a finales del pasado mes de enero, han participado 59 países que representan más de la mitad de la población y el 84 por ciento del Producto Interior Bruto mundial.

El informe revela que en los países participantes hay unos 250 millones de personas involucradas en la puesta en marcha de una nueva empresa y que más de un tercio de ellos esperan crear empleo en el próximo quinquenio. Sabemos que no todas las nuevas iniciativas emprendedoras se consolidan, pero estas cifras muestran el extraordinario potencial de empleo de las empresas a la creación de nuevos puestos de trabajo.

[*D La actividad emprendedora en España se sitúa en mínimos históricos debido, entre otros factores, a las cargas burocráticas y fiscales soportada notablemente superiores a las del conjunto de la OCDE. *]

El Informe Anual 2010 del Observatorio GEM para España, que se ha presentado recientemente en IE, muestra una situación con más luces que sombras: la actividad emprendedora sufre un nuevo descenso y se sitúa en el 4,3%, su nivel más bajo en los once años que comprende la serie histórica. La debilidad que ha mostrado la economía española en 2010, sumada al deterioro de las condiciones para emprender apreciado por los más de 600 expertos que participan en el proyecto GEM, configuran un escenario donde resulta extraordinariamente difícil la puesta en marcha de una nueva empresa.

Los datos ofrecidos por GEM están en línea con los de otros estudios internacionales como Doing Business, elaborado por el Banco Mundial, donde España aparece como uno de los países desarrollados donde más difícil es hacer empresa; y así parecen verlo también los propios emprendedores, dos tercios de los cuales consideran más difícil emprender que hace un año.

[*D Todas las medidas encaminadas a reducir la burocracia, aliviar la factura fiscal de las empresas y a reducir el déficit público, constituyen un apoyo a los emprendedores y, por tanto, a la creación de riqueza y empleo. *]

Estos resultados deben constituir una llamada de atención para todos y especialmente para las autoridades públicas. No en vano, dos de los mayores obstáculos para emprender se derivan de la actuación de las Administraciones Públicas, tanto en su actividad normativa como en su comportamiento como agente económico.

Las cargas burocráticas y fiscales soportadas por las empresas en general, y por los emprendedores en particular, son notablemente superiores a las del conjunto de la OCDE; mientras que el colosal desequilibrio presupuestario y el recurso al crédito para financiarlo, apenas dejan espacio a la iniciativa privada. Todas las medidas encaminadas a reducir la burocracia, aliviar la factura fiscal de las empresas y a reducir el déficit público, constituyen un apoyo a los emprendedores y, por tanto, a la creación de riqueza y empleo.

El Informe GEM vuelve a poner de manifiesto que los valores y actitudes de la sociedad española hacia el emprendimiento no difieren significativamente de las observadas en los países de nuestro entorno económico, que en promedio registran una actividad emprendedora mayor que la de España.

[*D En España, durante el último año, se ha producido un significativo crecimiento de la tasa de emprendimiento potencial, que se refiere a la población que declara su deseo de arrancar un proyecto en un futuro próximo. *]

Estos datos no parecen avalar la idea tantas veces repetida de que la sociedad española no es emprendedora y nos invitan a poner nuestra atención en las condiciones del entorno donde los emprendedores tienen que desarrollar su actividad y cuyo deterioro revelan tanto GEM como el Banco Mundial.

Entre los datos esperanzadores que ofrece el Informe GEM España 2010 cabe destacar el significativo crecimiento de la tasa de emprendimiento potencial, que se refiere a la población que, aún no estando involucrada en una actividad emprendedora, declara su deseo de hacerlo en un futuro próximo. Casi el 7 por ciento de los activos revelan ese propósito emprendedor, pese a reconocer las dificultades que encontrarán para ello en una coyuntura económica compleja y ante un deterioro de las condiciones del entorno.

Esperemos que la próxima edición de GEM pueda registrar esos propósitos como actividad emprendedora real. De ello dependen las posibilidades de crecimiento y empleo de España.

Último vídeo

Martha Thorne valora el fallo del Premio Pritzker 2017

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu