Los Diez Mandamientos del buen emprendedor

Ignacio de la Vega. Profesor. Instituto de Empresa

5 Enero 2007

Antes de montar una empresa, siga los diez puntos de todo buen emprendedor. Puede evitarse muchos disgustos y llevarse gratas alegrías.

Cualquier persona que quiere arrancar un negocio debe tener presentes diez puntos claves. Este decálogo de claves de éxito va dirigido a todos los emprendedores que estén afinando un proyecto de arranque. Pero también es útil para los directivos responsables de nuevos proyectos corporativos, para las empresas familiares e, incluso, para los proyectos sociales. Espero y deseo que el lector extraiga una elevada rentabilidad de su lectura.

1. Emprender es un proceso, ¿domina usted los elementos del mismo? Emprender es una labor de emprendedores, o equipos, que identifican ideas de negocio y las convierten en oportunidades. Para llevar a cabo esta metamorfosis, debe seguir el análisis de sólidos modelos de negocio. Además, necesita buscar y obtener los recursos necesarios para poner en marcha su idea y gestionarla a través de su desarrollo.

[*D Una idea, un sólido modelo de negocio, un buen equipo y los recursos necesarios son los pilares del emprendedor. *]

2. Evalúe su perfil emprendedor. ¿Está usted preparado?, ¿tiene la formación suficiente para convertir su idea en una ventaja competitiva?, ¿conoce el sector?, ¿puede identificar las claves de éxito de su mercado? El Informa GEM (Global Entrepreneurship Monitor) del Instituto de Empresa ofrece un perfil extraordinariamente diversificado del emprendedor español, ¡seguro que usted también encuentra encaje en este perfil!

3. Fortalezca su red de contactos. ¿Tiene el network necesario?, ¿requiere su proyecto, por su complejidad, un equipo promotor cualificado?, ¿es capaz de crearlo?, ¿y de convencer a potenciales inversores sobre la valía de ese equipo promotor?

4. ¿Ha identificado una idea de negocio con potencial? No importa cual sea la fuente de su idea de negocio, la clave es que la pueda convertir en una oportunidad válida. Pregúntese cómo es el mercado al que se dirige, ¿hay muchos clientes ahí fuera?, ¿podrá competir con la industria ya establecida?, ¿las condiciones externas favorecen su presencia y el crecimiento del mercado?, ¿puede identificar un segmento para entrar?, ¿tiene potencial de crecimiento ese segmento y el mercado de referencia?

[*D No sea conservador, muchas empresas mueren porque calculan mal los recursos para alcanzar cash flow positivos. *]

5. ¿Puede convertir su idea en una oportunidad real? Para responder a esta pregunta, no basta con realizar un análisis sobre el potencial de la industria o el mercado al que se dirige. También debe disponer de las capacidades y recursos necesarios para competir. Este punto es crucial siempre, incluso en las industrial y mercados de alto potencial.

6. Analice la viabilidad global del proyecto. Escriba un plan de negocio completo, que desarrolle su idea; establezca un modelo de negocio superior, que le permita conocer el mercado y le facilite el establecimiento de estrategias ganadoras; y, finalmente, analice la rentabilidad global del proyecto.

7. ¿Puede trasladar las conclusiones de su análisis de viabilidad a una presentación atractiva? No subestime la importancia del papel comercial de su plan de negocio para obtener recursos humanos, tecnológicos, financieros, etc. Usted puede convencer al entorno sobre el potencial de su empresa.

8. ¿Ha identificado los recursos que requiere su proyecto? No sea conservador, muchas nuevas empresas mueren antes de arrancar porque han calculado mal los recursos que necesitan para navegar hacia un océano de cash flow positivos. Para evitar ese naufragio, sea riguroso y conservador en sus proyecciones, pero agresivo a la hora de generarse un cierto colchón financiero, por si sus previsiones no se cumplen.

[*D Estos diez mandamientos requieren uno más: ser capaz de adaptarse a los cambios del mercado. *]

9. ¿Conoce las fuentes de financiación más adecuadas para su proyecto? Deuda o capital. O, mejor, una combinación de ambas fuentes de financiación. ¿Está usted dispuesto a aportar los primeros euros de su bolsillo? Si no es así, será difícil que otros inversores apuesten por su iniciativa. El Informe GEM estima en 54.000 euros la aportación inicial media del grupo promotor en las iniciativas arrancadas en 2005.

10. ¿Está preparado para gestionar el proyecto? Ni el mejor escenario de mercado posible, ni contar con un modelo de negocio ganador, ni asegurarse los recursos le garantizan el éxito. Todos estos puntos son esenciales, pero hace falta más. A lo largo de la vida de su proyecto, su modelo de negocio necesitará adaptarse e, incluso, cambiar de forma radical. Por eso, el último punto de este decálogo subraya la necesidad de conocer la evolución del mercado, de sus recursos, capacidad y ambiciones empresariales. Para conseguirlo, debe rodearse del mejor equipo. Sólo así podrá usted evitar que su proyecto engrose la elevada estadística de mortandad empresarial.

Ah! Y, finalmente, ¡trabaje para que la suerte esté de su lado!

Último vídeo

Martha Thorne valora el fallo del Premio Pritzker 2017

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu