Los retos de la educación financiera mundial

Marco Trombetta. Vice Decano Investigación. IE Business School

7 Enero 2016

La educación financiera es una asignatura pendiente para los países de todo el mundo, incluso para los más desarrollados como España, con más de la mitad de la población suspensa.

¿Cuánto te cuesta tu hipoteca en intereses? Parece una pregunta sencilla, pero cerca de la mitad de los titulares de una hipoteca en Italia o en Japón no lo sabe. 

Éste es uno de los datos que revela el informe mundial S&P Global Financial Literacy Survey sobre formación financiera en el mundo, cuyos resultados se hicieron públicos recientemente. Este trabajo es el resultado del esfuerzo conjunto de McGrawHill Financial, Gallup Inc. y The World Bank Development Research Group bajo la supervisión académica del Global Financial Literacy Excellence Center de George Washington University, dirigido por Annamaria Lusardi. 

Este estudio mundial utiliza por primera vez  la metodología desarrollada por Annamaria Lusardi y Olivia Mitchell, de Wharton School, para medir el nivel de conocimientos financieros de la población. Los autores del informe plantearon cuatro preguntas sobre diversificación del riesgo, inflación, cálculo básico de rentabilidad e interés compuesto, a más de 150.000 personas en 140 países. El nivel de conocimientos financieros de un adulto se consideraba “suficiente” si contestaban correctamente por lo menos tres de las cuatro preguntas.

El informe constata que dos tercios de la población mundial no tienen suficientes conocimientos financieros para poder desenvolverse con cierta soltura dentro del mundo de los productos financieros. Por géneros, existe una significativa diferencia de cinco puntos porcentuales entre hombres y mujeres a favor de los primeros. Esta diferencia puede deberse al hecho de que las mujeres tienden a ser más “prudentes” a la hora de responder y se caracterizan por un porcentaje mayor de “no sabe/no contesta" en sus respuestas.

Entre los países analizados, por primera vez se han obtenido datos de países emergentes y en vía de desarrollo, y se ha visto que, como era de esperar, el nivel de educación financiera en estos países es menor que en los países desarrollados. En cambio, sorprendentemente, en niveles bajos de renta per cápita, no hay una correlación directa entre renta per cápita y educación financiera. En otras palabras, en las primeras fases del desarrollo económico la educación financiera no aumenta automáticamente con el crecimiento del bienestar económico. Es necesario implementar políticas diseñadas directamente para solucionar este problema si se quiere facilitar la inclusión financiera de la población y los beneficios que esto conlleva. 

Según el estudio, los individuos que tienen una cuenta bancaria saben significativamente más de finanzas que los que no la tienen. Este dato tiene una doble lectura. En primer lugar, nos dice que es muy difícil conseguir incluir en el sistema financiero formal (y regulado) a individuos que no tienen un mínimo de educación financiera. La falta de ésta alimenta el miedo a acercarse a un banco y facilita que se perpetúen en el tiempo contratos financieros informales con familiares o con proveedores financieros tradicionales (y no regulados). Por otro lado, también revela que una relación formal con el sistema financiero ayuda a desarrollar los conocimientos financieros. 

El nivel de educación financiera, tal y como destaca el informe, es más elevado en los países más desarrollados. En la Unión Europea, el porcentaje de personas que contesta correctamente por lo menos a tres preguntas se mantiene en un 52%. Los ‘campeones mundiales’ son  Australia, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Israel, Países Bajos, Noruega, Suecia y Reino Unido, estados donde alrededor del 65% de la población alcanza la suficiencia en conocimientos financieros. 

España está por debajo de la media de la Unión Europea dado que solamente el 49% de los entrevistados responde correctamente al menos a tres preguntas. Estos resultados están en línea con los de un reciente estudio sobre educación financiera y emprendimiento en España realizado por IE University en colaboración con FUNCAS.

En nuestro país, el nivel de educación financiera básica de los trabajadores por cuenta propia es similar al de los empleados por cuenta ajena. Además, el informe constata que los conocimientos básicos de dirección financiera se encuentran más presentes en los asalariados que en los autónomos. Esta falta de formación de los emprendedores puede tener consecuencias muy importantes para la supervivencia y éxito de estas compañías, que representan un parte muy importante del tejido empresarial. Y, aunque se han diseñado muchos planes para fomentar el emprendimiento, la eficacia de estas políticas a medio y largo plazo está condicionada a la realización de planes de educación financiera para emprendedores y enfocado en conocimientos básicos. 

En general, tanto los resultados de este informe mundial como los resultados de la encuesta nacional sobre autónomos o los resultados del reciente informe PISA demuestran que el nivel de conocimientos financieros en España es insuficiente y que hay que impulsar  iniciativas de formación para alcanzar los niveles de los países líderes mundiales.

Último vídeo

Martha Thorne valora el fallo del Premio Pritzker 2017

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu