No tengas miedo, se ‘resiliente’

Pino Bethencourt. Profesora. Instituto de Empresa

29 Mayo 2006

El mundo empresarial es cada vez más complejo. Las compañías necesitan ejecutivos capaces de hacer frente a las crisis, es decir, directivos resilientes.

Ningún diccionario directivo volverá a estar completo sin la nueva palabra de moda: resiliencia. Desde el reciente libro de Yossi Sheffi, profesor del MIT, hasta la próxima conferencia que dará Gary Hamel en el salón Expomanagement, la resiliencia acapara los ránkings de cualidades deseables para una organización.

El término resiliencia se ha tomado prestado de la teoría de la resistencia de los materiales. Se refiere a la habilidad de un material para recuperar su forma original tras sufrir una deformación. Aplicado a las organizaciones, se trata de medir su capacidad de reacción frente a una crisis, ya sea un ataque terrorista, un incendio en una planta de fabricación o, como hemos visto recientemente, la nacionalización inesperada de una filial.

[*D Resiliencia es la habilidad de un material para recuperar su forma original. En las organizaciones, mide su capacidad de reacción frente a una crisis *]

Por tanto, la resiliencia directiva se está convirtiendo en una cualidad cada vez más buscada por empresas que se enfrentan a tasas de incertidumbre creciente, mercados convulsionados por competidores asiáticos descaradamente baratos y costes de aprovisionamiento en alza astronómica. De hecho, Sheffi y Hamel ilustran prácticas apropiadas tanto en la estrategia como en la Supply Chain (cadena de suministro).

Sin embargo, para inyectar la resilencia directiva en la organización, primero debe tenerse en cuenta que la estrategia, procedimientos y estructura de cada negocio son el reflejo visible de su invisible cultura organizacional. Y la cultura de una empresa es un ente intangible difícil de definir, fruto de las mentalidades y valores de todos sus empleados. Pero, en especial, de los valores y ejemplo de sus directivos.

[*D El directivo resiliente no sólo conserva la lucidez en situaciones muy complejas, sino que transmite esa calma reflexiva a toda la organización *]

La resilencia, por tanto, exige crear una cultura basada en la confianza. Sheffi asegura que las culturas corporativas capaces de detectar y corregir problemas con gran anticipación, y que dan poder a sus empleados para tomar decisiones en los niveles más bajos de la jerarquía, muestran una fuerte capacidad de resiliencia.

Y es que, el directivo resiliente no sólo conserva su lucidez y pensamiento estratégico en situaciones de alta complejidad, sino que transmite esa calma reflexiva a través de sus subordinados en distintas direcciones, y genera un entorno de confianza que absorbe los miedos y dudas paralizantes de otros trabajadores en toda la organización.

Esto, que suena a cuento de hadas, es precisamente la ventaja competitiva que va a diferenciar a las empresas triunfadoras de las perdedoras en la próxima década. Porque, no nos engañemos, el panorama mundial no tiene pinta de ponerse más fácil.

[*D Esta habilidad se desarrolla exponiendo al ejecutivo a situaciones de riesgo asumibles y midiendo sus resultados *]

¿Que cómo se desarrolla la resiliencia? Como cualquier otra habilidad directiva: exponiéndose a situaciones que pongan a prueba al directivo en entornos de riesgo asumible, y analizando sus éxitos y fracasos. De hecho, los mayores enemigos de la resiliencia directiva son el miedo, la angustia y el estrés acumulado, por lo que volvemos a un básico inevitable: la confianza.

El desarrollo de la confianza en uno mismo es clave a la hora de medir los riesgos inherentes a una situación, ya que si el directivo duda de sí, interpretará riesgos mayores y fantasmas donde no los hay, disparando el miedo.

El desarrollo de la confianza con los colegas es fundamental para agilizar la capacidad de respuesta del equipo ante datos incoherentes, faltas de información y otros fenómenos característicos de los cambios súbitos. Sin confianza nadie sigue a nadie, y se salva el que puede.

Por último, el desarrollo de la confianza en el futuro, llamada clásicamente Fé y, quizás, lo más difícil de adquirir. Es la calidad de la confianza adquirida por el guerrero que ha superado muchas batallas: sabe que, pase lo que pase, podrá ponerse en pie de nuevo.

Último vídeo

IE Inside Out Project - #IamIE

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu