NYFW, La industria de la moda: it's all about Economy

Yolanda Regodón. Directora Adjunta Comunicación. IE Business School

31 Marzo 2014

La Semana de la Moda de Nueva York es todo un ejemplo de cómo la colaboración entre la industria y los políticos da muchos y suculentos frutos.

Empleo, turismo y glamour. Esto es lo que la industria de la moda conlleva no sólo para Nueva York, sino para otras ciudades como París, Milán, Madrid, o Londres, entre otras, y para sus países. Algo similar le dijo la diseñadora Diane Von Furstenberg al alcalde de Nueva York en su primer encuentro. El momento tuvo lugar hace pocas semanas, cuando el recién nombrado alcalde, Bill de Blasio, tuvo su primera reunión con el mundo de la moda en el evento del Council of Fashion Designers of America y que preside Ms von Furstenberg.

El motivo de acercamiento entre la política y la moda fue previo al inicio de la semana de la moda de Nueva York. ¿Es consciente Mr. De Blasio de lo que genera el sector? ¿Son los políticos conscientes de la importancia de la industria de la moda para la economía de un país? El potencial de creatividad y la energía que da este sector a una ciudad es tangible en cifras, en imagen y en reputación.

En Europa existen más de 850.000 empresas del mundo de la moda que dan empleo a más de 5 millones de personas y representan el 3% del PIB de la UE (Unión Europea). Además, los productos de gama alta del Viejo Continente representan el 10% de las exportaciones totales de la UE y proporcionan un millón de puestos de trabajo directos.

La Unión Europea tiene entre sus objetivos aspiracionales que el sector de la moda y el lujo contribuya un 20% al PIB en el año 2020. Una apuesta demasiado ambiciosa y a muy largo plazo. Y la competitividad a largo plazo de los sectores de moda es, sin duda, importante para la recuperación económica general, ya que hay en esta industria altas dosis de innovación, creatividad y calidad en los productos.

Decía el vicepresidente de la Comision Europea que es imposible competir en cantidad con Estados Unidos, China, Rusia o Brasil, pero que en Europa podemos competir en calidad, y por ese motivo hay que apoyar al sector más importante en cuanto a calidad: la moda.

Cada día cobra más relevancia el menos es más, lo que sí tenemos pendiente y mucho aún por hacer es el difundir más y mejor la calidad de nuestros productos. Ahora y más que nunca todos, políticos, diseñadores, y artistas, ensalzan su Made in NY, Made in Madrid, Made in Milán, Made in París, conscientes del retorno que les aporta.

Aunque la repercusión es para todo el país, el foco está siempre en las grandes metrópolis y sus semanas de la Moda dan fe de ello. Esos dos meses más frenéticos para el sector, febrero y septiembre, son los protagonistas de las tendencias que muestran su mejor cara para medios y compradores.

Lo que nació en NY, de la mano de la todopoderosa Fern Mallis, en 1993, como una moderna y centralizada plataforma de venta para los diseñadores americanos es hoy un negocio que factura muchos millones de dólares. Además, ahora, la oferta digital amplía el radio del negocio. En NY, por ejemplo, una nueva plataforma con opciones innovadoras como los desfiles virtuales es ya un hecho. Su objetivo, alcanzar de manera más eficaz a los clientes.

Los lazos de unión entre los políticos/alcaldes de las ciudades de la moda y la industria de la moda tienen que reforzarse, porque de estos lazos se obtendrán múltiples beneficios. Hay que seguir haciendo negocios, generando empleos, atrayendo a un mayor número de turistas a las ciudades y seduciendo con el glamour que despierta lo Premium y el Lujo.

Publicado en  http://theobjective.com/theluxonomist/es/

Último vídeo

Martha Thorne valora el fallo del Premio Pritzker 2017

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu