Tecnología para combatir la pobreza

Conchita Galdón. Profesora. IE Business School

30 Julio 2013

Las redes tienen un enorme potencial para combatir la pobreza y son una útil herramienta para los emprendedores sociales que buscan un mundo mejor

Que las redes sociales han transformado la forma de relacionarse es un hecho conocido por todos. Pero, lo que muchos no imaginan es que las redes sociales tienen un potencial enorme como herramienta para la lucha contra la pobreza. Los emprendedores sociales lo saben bien. Ellos gestionan empresas, muchas de ellas startups, con el objetivo de generar un bien social. Quieren acabar con injusticias pero, al mismo tiempo, han de mantener un ojo en la cuenta de resultados. La sostenibilidad de sus organizaciones es fundamental. Están en permanente búsqueda de herramientas para apoyar al mayor número de gente al menor coste y han encontrado en las redes sociales un fuerte aliado.

El ejemplo más palpable del uso de las redes sociales contra las injusticias lo vimos en la primavera de 2011, la primavera árabe. Como explican los profesores Allagui y Kuebler en el International Journal of Communication, las redes sociales no provocaron la revolución, pero sí fueron una herramienta imprescindible que canalizó la indignación de la gente y les permitió coordinarse frente a los esfuerzos del Gobierno por censurarles. Las redes sociales fueron un elemento clave que transformó las intenciones y deseos de cambio de muchas personas en acciones reales y concretas que desencadenaron un cambio real.

¿Pueden tener las redes sociales un efecto similar para los emprendedores sociales? World Wide Web Foundation  mide anualmente el Impacto Social de internet. Este indicador recoge el uso de redes sociales y de internet para transmitir información relevante. Algunos de los países con mayores tasas de Actividad de Emprendimiento Social, según 2009 Report on Social Entrepreneurship del Global Entrepreneurship Monitor, están entre los Estados que han experimentado un crecimiento mayor del índice de impacto social de World Wide Web Foundation.

Por ejemplo, Argentina y Venezuela, ambos en el top 3 de países con mayor tasa de actividad de emprendimiento social, experimentaron un crecimiento de impacto social de internet del 17% y del 21%, respectivamente, desde 2009.

Más allá de los grandes datos, hay muchos ejemplos de uso exitoso del potencial social de internet en búsqueda de beneficios sociales. La empresa social Change.org usa el potencial de internet y de las redes sociales para movilizar a la ciudadanía en torno a iniciativas privadas. Hasta el día de hoy han logrado más de 183 millones de firmas en 196 países. Kiva, una plataforma que permite a personas de todo el mundo hacer préstamos a emprendedores en países en vías de desarrollo, ha movilizado más de 441 millones de dólares. El vídeo de la ONG Invisible Children sobre el criminal de guerra ugandés Joseph Kony dio la vuelta al mundo en pocos días y tiene más de 97 millones de visitas.

Como en tantas ocasiones, los avances tecnológicos se convierten en el mayor aliado de quienes además de preocuparse por los demás deciden ocuparse de ellos. En palabras del profesor Larry Brilliant, de Skoll Global Threats Fund, “La conectividad impulsa el cambio”.

Último vídeo

Martha Thorne valora el fallo del Premio Pritzker 2017

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu