<B>Una televisión pública reforzada para afrontar nuevos retos tecnológicos</B>

Isabelle Birambaux. Corresponsal. Dernières Nouvelles d'Alsace para IE Focus

18 Abril 2005

En Europa, la televisión esta en visperas de una revolución sin igual, tanto a nivel tecnológico como de contenidos. La introducción de la televisión digital en los países europeos va a crear una demanda creciente de nuevos programas e innovadores servicios interactivos.

En un mismo ancho de banda, la televisión digital va a poder comprimir más de ocho canales, lo que posibilita el desarrollo de nuevos servicios de televisión.

Para afrontar este nuevo reto, el comité de sabios ha adoptado una reforma y un saneamiento de la televisión pública española, la RTVE, que va a servir de base para una nueva ley audiovisual. Una deuda de 7.500 miliones de euros impiden la RTVE cumplir el proceso de reforma necesario para consolidarse en un mercado audiovisual cada vez más competitvo. Quince días antes que el Comité de sabios desvelase su propuesta de reforma para la televisión española, los responsables de las televisiones europeas se habian reunido en Madrid para apoyar a RTVE en su reforma.

En un comunicado de prensa reclamaron a la vice-presidencia española la presencia de televisiones públicas fuertes como alternativa a los "crecientes procesos de concentración en los sectores audiovisuales y multimedia y de homogeneización y pérdida de contenidos", según la agencia EFE. En el centro de las preocupaciones, la capacidad de financiación de RTVE para permitirle la compra de todo tipo de derechos audiovisuales asegurándose así una alta calidad de contenidos. La batalla es importante, ya que las cadenas privadas tienen importantes recursos financieros para adquirir los , a menudo desorbitados, derechos de difusión del futból o de películas de estreno.

[*D Una deuda de 7.500 millones de euros impide a RTVE cumplir el proceso de reforma necesario para consolidarse en el mercado audiovisual *]

De momento la RTVE se financia mediante subvenciones públicas (82 miliones de euros que representan apenas 5% del presupuesto total), ingresos publicitarios y patrocinios (697, 2 miliones de euros) así como la venta de otros productos (96,1 miliones de euros). A la diferencia de otras televisiones europeas, la española no tiene canón. Según una tabla publicada en “El País“, el canon concede a Italia unos ingresos anuales 1.432 miliones de euros, de 1.910 miliones de euros en Francia, 3.965,4 miliones de euros en Inglaterra y de 6.374,50 euros en Alemania. Para Inglaterra y Alemania, el canon representa más de la mitad de sus ingresos. La televisión pública alemana (las cadenas de ARD y ZDF) genera un total de 8.022,90 miliones de euros en ingresos y la mitíca BBC 5.251, 9 miliones de euros en el Reino Unido. Los espectadores ingleses pagan en medida 14,5 euros al mes para su televisión mientras que los alemanes pagan 16,15 euros por el canon mensualmente. De los cuatro países europeos, España es el único país que no tiene canon.

Según la directora de RTVE, Carmen Carrafel, un canon "sería muy mal recibido por la sociedad, porque en este país no hay cultura de canon". Por eso, el grupo de expertos del comité de sabios ha aconsejado que el estado se encargase de la deuda, a la vez que debería incrementar fondos públicos hasta 45%, 50% del gasto total (1.301 miliones de euros para este año, según “El País“).

El informe recomienda también reducir el 25% de la financiación obtenida través de los anuncios publicitarios. Así los tiempos de los anuncios se verian reducidos hasta un máximo de 9 minutos en vez de los 12 por hora actualmente autorizados, en cumolimiento de las actuales normas europeas relativas a la duración de la publicidad. En Francia también se redujeron los tiempos de difusión de publicidad de 12 a 8 minutos. La reforma española de la televisión pública va incluso más alla, ya que prevé que la cadena TVE-2 abandonará la publicidad progresivamente dentro de cuatro años. Encontrará su forma de financiación a través de patrocinios por fundaciones y empresas privadas. Otras fuentes de financiación procederán de la venta de programas y derechos audiovisuales (entre 10 y 15% de los ingresos).

[*D En Europa se esta generalizando la televisión digital terrestre así como la oferta de nuevos servicios adaptados a la telefonía móvil, el cable, el satélite o incluso internet *]

Otro punto sustantial de la reforma: el informe introduce una obligación de invertir cada año 7% de sus beneficios en producciones de televisión y de películas españolas. En Francia, las televisiones francesas financian desde muchos años películas nacionales porque la ley francesa de apoyo al cine les obliga a invertir entre 5% y 12% en su volumen de negocios en producciones y coproducciones. Con su obligación de inversión en el cine francés, Canal Plus ha injectado 123 miliones de euros en 2002 en la producción cinematografica nacional.

Los gobiernos europeos estiman que esta reforma del sector público es imprescindible para competir con el sector privado que ha viene conquistando desde los años 80 cada vez más grandes cuotas del mercado audiovisual en todos los países europeos. En España, la RTVE mantuvo hasta 1988 su situación de monopolio hasta la legalización de las televisiones privadas. En Francia, las leyes de 1981 y 1982 han puesto un fín al monopolio estatal de la televisión pública introduciendo en su mercado cadenas privadas como TF1, Canal+ y M6. El mercado francés se destaca de los otros países europeos por el fuerte desarrollo de la televisión de pago.

En Alemania también, el paisaje mediático ha conocido grandes cambios en los últimos quince años, por ejemplo con la formación de grandes grupos mediatícos privados como el grupo Kirch, Bertelsmann o CLT desde la mitad de los años 80. Sin embargo, los programas de las dos cadenas nacionales ARD (la primera) y ZDF (la segunda) siguen teniendo una buena posición en el mercado gracias a la calidad y la diversidad de sus programas. Las cadenas públicas nacionales y regionales (11 cadenas regionales) ofrecen desde hace 10 años un programa variado porque ha sido capaz de integrarse en la revolución tecnológica gracias a la introducción del cable y del satélite desde los años 90. Desde 1997 el sector público cuenta con cadenas temáticas como el Kinderkanal para los niños, la cadena de información PHOENIX o el 3 SAT. En 1996 fue también lanzada la primera cadena digital DF1 del grupo Kirch, que se desveló finalmente como un fracaso. El fín de la transmisión analógica terrestre esta previsto para el año 2010 para poder así avanzar en la generalización de la televisión digital.

Italia, por su parte, ha conocido profundos cambios y al contrario que otros países europeos, su televisión pública, la RAI, Radiotelevisión Italiana, va a ser objeto de privatización de parte de su capital. La nueva ley de privatización aprobada por el gobierno Berlusconi ha provocado una intensa polémica.

Por su parte España prepara su televisión pública para la segunda revolución del mercado audiovisual ya que en Europa se esta generalizando la televisión digital terrestre así como la oferta de nuevos servicios adaptados a la telefonía móvil, el cable, el sátelite o incluso internet. La tecnología digital, de instalación relativamente simple, tiene un gran éxito en Gran Bretaña: 5 miliones de hogares la han adoptado en los últimos dos años. En Francia su introducción esta prevista el 31 marzo de este año. Así el sector público vera ampliarse su oferta y contará con 8 cadenas públicas. La ley francesa preve también que cada uno de los operadores privados no podra tener más de cinco cadenas a través de la opción digital. En España, una nueva sociedad, RTVE Digital y Multimedia se encargara del proceso de digitalización de la televisión. Nuevas cadenas temáticas, como Canal 24 Horas se dedicaran entoncés a la información continua o propondrán programas educativos, infantiles, culturales o de deporte.

Último vídeo

Martha Thorne valora el fallo del Premio Pritzker 2017

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu