¿Dónde están los directivos chinos?

Elena Escagedo, directora de Programas Abiertos de Executive Education. IE Business School

29 Abril 2008

Dígame el nombre de un alto directivo chino. ¿No se le ocurre? Y la mayor fortuna empresarial del gigante asiático, ¿tampoco? Entonces coincidimos: algo falla tras los muros de Pekín.

Desde hace varios años, China crece a un acelerado ritmo, en el entorno de los dos dígitos, e India algo menos, pero también presenta un desarrollo espectacular. De hecho, la primera es ya la cuarta economía del mundo y, si el dólar sigue depreciándose, es posible que se convierta dentro de poco en la primera. Suma y sigue, porque, si continúa esta espiral de crecimiento en China e India, se prevé que ambas economías supondrán alrededor del 25% del PIB mundial en el año 2025.

[*D China e India coinciden en su espectacular desarrollo económico, pero difieren en el prestigio y fortuna de sus directivos y empresarios *]

Con estos datos sobre la mesa, una pregunta surge enseguida: ¿por qué hay directivos indios ocupando importantes puestos ejecutivos en una treintena de empresas del Fortune 500 y, sin embargo, no aparece ningún ejecutivo chino en esa lista? Casos paradigmáticos son los del consejero delegado de Pepsico (Indra Nooyi, que es mujer) o el de Vodafone (Arun Sarin). Pero todavía hay más dudas: ¿por qué entre las diez personas más ricas del mundo, según Forbes, hay cuatro empresarios de origen indio y ningún empresario chino? La revista estadounidense concede los puestos cuarto, quinto, sexto y octavo a Lakshmi Mittal, Mukesh Ambani, Anil Ambani y Kushal Pal Singh, respectivamente. En cambio, el único empresario de origen chino que aparece en el ranking de las 50 mayores fortunas del planeta, ocupando el décimo primer puesto, es Li Ka Shing con su conglomerado de empresas Cheung Kong Holdings, cuyo buque insignia es Hutchinson Wampoa, líder mundial en gestión de puertos. Se da la circunstancia de que Li Ka Shing nació en Guangdong, China, en 1928, pero desde los años 50 su trayectoria profesional ha transcurrido en Hong Kong.

Consideraciones políticas y económicas aparte, un factor determinante es la diferente gestión del talento llevada a cabo en cada país; sus distintas maneras de crear, desarrollar y retener el talento. Estados Unidos ha conseguido ser líder en muchos campos porque ha sabido generar, atraer y retener a los mejores. Su sistema educativo, a todos los niveles y en todas las disciplinas, ha generado una sociedad constantemente alimentada por las mejores ideas y los desarrollos mas avanzados. Como consecuencia, su economía se ha visto beneficiada.

[*D El modelo educativo y político del gigante asiático conlleva una clase dirigente menos competitiva que la estadounidense o india *]

Todos sabemos que Estados Unidos es un país formado por inmigrantes, que cuenta con una sociedad muy abierta. Pero la esencia de un sistema educativo sin limitaciones, y con un espíritu altamente motivador y emprendedor, ha sido un factor determinante en esta situación. China, en cambio, se encuentra en la posición justo contraria. Con una población cada vez más envejecida por la política del hijo único, el gigante asiático no tiene la habilidad de generar, atraer ni retener a los más capaces. Además, el sistema político dificulta la salida de talento y pone trabas a la entrada de capital intelectual extranjero, complicando todavía más esta situación.

India presenta una marco mucho mejor que el chino. Un estado de derecho, un sistema democrático y el conocimiento del idioma inglés por una gran parte de la población, hacen que India tenga una clase empresarial y directiva mejor formada y joven que la china. Probablemente por estas razones la estructura económica de ambos países sea tan diferente. El crecimiento chino ha sido más intensivo en mano de obra escasamente cualificada, generando una explosión de pequeñas industrias dedicadas a la fabricación a bajo coste para la exportación. El indio, en cambio, está basado en el desarrollo de aplicaciones y en los servicios, tareas que requieren un mayor nivel de cualificación.

[*D Las empresas chinas que juegan un papel relevante a nivel global han sido desarrolladas por empresarios formados en el mundo occidental *]

Es en este entorno, donde la formación directiva juega un papel fundamental, es donde IE Business School realiza su pequeña aportación. Nuestros programas de inmersión en el mundo occidental para directivos chinos, donde recibimos más de 50 ejecutivos cada año, están orientados a generar líderes empresariales globales, que contribuyan a la mejora de la competitividad de sus empresas.

El gran reto que tiene China es pasar de ser un proveedor de productos de bajo coste a tener un tejido empresarial compuesto por jugadores globales: compañías que desarrollen nuevos productos o nuevos procesos y tengan la innovación como seña de identidad. Hasta ahora, las empresas chinas que juegan un papel relevante a nivel global (por ejemplo Lenovo), han sido creadas y/o desarrolladas por empresarios chinos educados en Estados Unidos o con experiencia laboral en el mundo occidental.

Último vídeo

Martha Thorne valora el fallo del Premio Pritzker 2017

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu