¿Puede Nokia competir con iPad?

Ricardo Pérez. Profesor. IE Business School

6 Julio 2010

Nokia sigue siendo líder en ventas, pero Apple le ha robado la corona de la innovación. Para recuperar su cetro, necesita reconvertirse una empresa de servicios móviles que ofrece múltiples beneficios a sus socios.

En el último congreso mundial de móviles de Barcelona, Nokia e Intel revelaron sus planes para el desarrollo conjunto de un software válido para todo tipo de dispositivos y capaz de competir con Apple y Google.

Nokia ha dado así un paso más en su estrategia de crear una plataforma tecnológica que le permita volver a llevar la iniciativa en el mercado más interesante del momento, el de los smart phone como iPhone, y en nuevos mercados, como el creado recientemente por iPad.

[*D Nokia ha trabajado duro para crear diferentes plataformas tecnológicas que le permitieran ganar la partida en el mercado móvil, y sin embargo, Symbian, su producto estrella, ha sido derrotado. *]

No te preocupes, no se me va a llenar la boca hablando de iPad. De lo que quiero hablar es de Nokia y de su posición en el mercado actual. Es una historia de lo que puede suceder a una compañía líder si define mal su estrategia en la partida que está jugando. Existen ejemplos sobre la pérdida de liderazgo que esto genera: le ha ocurrido a Sony con sus juegos de música y sus consolas en los últimos dos años, y a la propia Nokia, que ha trabajado duro para crear las diferentes plataformas tecnológicas que le permitieran ganar la partida en el mercado móvil, y sin embargo, Symbian, su producto estrella, también ha sido derrotado.

Permítanme explicarme. Nokia estableció las reglas para la gama más alta del mercado de telefonía antes que iPhone. Creó una alianza para producir el software básico (sistema operativo) con el cual trabajan los teléfonos (Symbian era teóricamente neutral y pertenecía a muchas empresas en el mercado). También se aseguró de que lo que los usuarios vieran en el teléfono cuando utilizaban los menús (la interfaz de usuario) fuera el desarrollo y la propiedad de cada uno de los socios de Symbian, lo que significaba que no podían entrar en el mercado como un competidor. Las reglas estaban claras y beneficiaban a Nokia en un mercado que competía en términos de electrónica y servicios adicionales del teléfono (mejor cámara, GPS, etc.)

[*D Ahora, las aplicaciones de terceros añaden valor al teléfono y se ven como la manera preferida de personalizar el mismo; el único aspecto que Nokia no podía controlar con Symbian. *]

Sin embargo, el mercado ha cambiado muy rápido. Y la llegada del iPhone ha acelerado todavía más el cambio: ahora hay una competencia para integrar la interfaz de usuario con las funciones del teléfono. Es más, las aplicaciones de terceros añaden valor al teléfono y se ven como la manera preferida de personalizar el mismo. Éste fue el único aspecto que Nokia no podía controlar, porque Symbian fue un negocio independiente.

Muchas cosas han cambiado desde finales de 2008. Symbian fue comprada por Nokia; se anunció la alianza con Intel; buscaron el desarrollo de comunidades con la idea de que el nuevo sistema podría ser un buen aliado en su objetivo de llegar a un gran número de dispositivos al mismo tiempo. Sin embargo, la realidad es tozuda y los resultados todavía no están aquí. Además, en el terreno de los smart phone, todavía no han encontrado la fórmula y siguen necesitando para atraer la imaginación del cliente.

Y ahora, Nokia ha anunciado que quiere competir con iPad. Una vez más, Apple ha cambiado la forma en que nos relacionamos con los ordenadores. Se ha creado una nueva categoría y está obligando a la industria a cambiar.

Nokia ha tomado los pasos correctos. Si logra crear una plataforma competitiva con su software Meego y un dispositivo que realmente cambie las reglas de usabilidad, todavía está a tiempo para crear un nuevo orden. De hecho, en Europa y Asia, sigue siendo el líder y sus ventas de teléfonos se cuentan por millones. Pero esperemos que este nuevo invento se comporte mejor que el miniportátil que lanzó hace unos meses, que ofrece casi nada nuevo a un precio muy alto y cuyos acuerdos con empresas no eran muy atractivos.

[*D Nokia seguirá siendo líder de ventas en el mundo, pero ha perdido su corona como la compañía a que todo el mundo desea copiar. *]

El equilibrio de poder en la industria de dispositivos móviles ha cambiado. Nokia seguirá siendo líder de ventas en el mundo, pero ha perdido su corona como la compañía a que todo el mundo desea copiar. Ahora tiene que convertirse en lo que anunció que sería hace dos años, pero que todavía no ha logrado: tiene que ser una empresa de servicios móviles que ofrece múltiples beneficios a sus socios y lleva la innovación en la vida online de sus clientes.

Y todavía no hemos mencionado al tercer jugador de estar partida: Google, que no pretende ganar dinero directamente con Android, su sistema operativo para móviles y similares, sino más bien extender el uso de Internet al móvil y la integración sin fisuras de su aplicaciones. Google es un enemigo formidable, con crecientes ingresos y un gran número de incentivos para promover su plataforma, que es completamente neutral, abierta y libre. Pero, de nuevo, esto tiende a complicar las cosas.

Último vídeo

IE Inside Out Project - #IamIE

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu