El euro frente al dólar

Rafael Pampillón. Director del Área de Entorno Económico del Instituto de Empresa

21 Mayo 2003

La importancia del euro en el sistema monetario internacional es cada vez más elevada y poco a poco va desbancando al dólar como primer activo internacional de reserva.

Efectivamente en 1999, cuando empezó a funcionar el euro solo representaba el 10% de las reservas exteriores y ahora ya representa el 30%, mientras el dólar ha pasado de representar el 70% de las reservas al 57%. Ello se debe fundamentalmente a:

1) la total independencia en la toma de decisiones que caracteriza al BCE, por encima incluso del que disfruta la Reserva Federal de los EEUU.

2) el peso económico de la Unión Europea (UE) que tanto en términos de producto interior bruto como de comercio exterior es superior al de EE.UU. Por ejemplo, la participación de EEUU en las exportaciones mundiales es aproximadamente del 12%, frente al 27% de Alemania, Francia, Gran Bretaña e Italia.

Desde enero de 2002, el euro se apreció en más del 20% con respecto al dólar ¿Porqué el euro se está apreciando? porque la UE mantiene sus cuentas exteriores y fiscales mucho más equilibradas que las de EEUU. Efectivamente, la Eurozona es capaz de producir y vender una impresionante gama de bienes y servicios en los mercados exteriores, lo que le permitió cerrar el año 2002 con un superávit de 133 millardos de euros en su balanza comercial frente a un déficit de 484 millardos de dólares de la balanza comercial de EEUU. Por lo que se refiere a las exportaciones de servicios (turismo, asistencia técnica, banca y seguros), la UE vende en el exterior mucho más que EE.UU.

[*D Balance de la Eurozona *]

El resultado final es que, en el año 2002, la balanza por cuenta corriente de la Eurozona arrojó un saldo positivo de 98 millardos de dólares, frente a la de EEUU que mantiene, desde hace tiempo, un déficit crónico que en 2002 era de 462 millardos de dólares y que, está siendo una fuente de inestabilidad para su moneda. Por lo que se refiere a las cuentas públicas, en EE.UU. están muy condicionadas por el debilitamiento de la economía, el coste de la guerra y de la reconstrucción de Irak, junto con un recorte fiscal que está elevando el déficit público hasta los 400 millardos de dólares, lo que supone casi un 4 por ciento del PIB. En cambio en la Eurozona el déficit público de este año se va a situar en el 2,5, lo que va a seguir favoreciendo la apreciación del euro frente al dólar, por lo que habría que esperar un tipo de cambio para final de año de alrededor de 1,15 dólares por un euro.

La apreciación del euro está consiguiendo reducir la inflación europea. Esto permitirá la relajación de la política monetaria, es decir, la bajada de tipos de interés casi segura en mayo. Sin embargo, no se puede olvidar, que un dólar más depreciado está mejorando la competitividad de las exportaciones de EEUU a la vez que facilita un menor déficit de su balanza de pagos. Simultaneamente, la apreciación del euro está dificultando las exportaciones de la Unión Europea, especialmente de los países que más exportan a EE.UU.

A ello se une que, según el ranking que publica The World Economic Forum sobre la Competitividad Mundial, algunos países europeos (especialmente Francia, Alemania e Italia) llevan años descendiendo puestos en el ranking de competitividad. Nótese que decimos que algunos países europeos pierden competitividad con respecto a otros países o áreas geográficas, y no que sean menos competitivos que esas áreas. Por tanto, Europa debe seguir promocionando la “cultura de la competitividad”, capaz de modificar los patrones de conducta y de legitimar las políticas de desregulación.

Si los países del euro no conseguimos equilibrar nuestros presupuestos, desregular los mercados, también el de trabajo eliminando el desempleo estructural, el euro será al mismo tiempo una moneda “dura” pero “frágil”, y las monedas se mantienen en forma de reservas internacionales porque tienen calidad duradera. Ese ha sido, a lo largo de la historia, parte del atractivo del dólar.

Último vídeo

Martha Thorne valora el fallo del Premio Pritzker 2017

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu