La doble brecha digital

Arjan Sundardas. Profesor de Sistemas y Tecnologías de la Información del Instituto de Empresa

25 Mayo 2003

El acceso a Internet de alta velocidad ha abierto una segunda brecha digital que se suma a la ya existente, marcada por las diferencias entre el usuario de Internet y el ciudadano medio. Es posible definir un perfil del usuario de internet de banda ancha frente al usuario tipo, lo que abre la puerta a nuevas oportunidades de mercado.

El lanzamiento de servicios de acceso a Internet de alta velocidad o, como lo denominan los operadores de telecomunicaciones, de banda ancha, ha supuesto un significativo aumento de las posibilidades de empleo de la red para el usuario, al poder acceder a contenidos multimedia. Sin embargo, la penetración de este tipo de conexiones a Internet es en España, notablemente inferior al del resto de los países de nuestro entorno.

Coincidiendo con el momento en que Internet comienza a popularizarse aparece el concepto de brecha digital, para aludir a la diferencia entre el perfil del usuario medio de Internet frente al perfil de la media demográfica española. Así, hacia la mitad de la década pasada existía una importante diferencia entre el usuario medio de Internet y el español medio, siendo el primero en mayor porcentaje hombres, con una edad media inferior al parámetro demográfico del país, y con un nivel de estudios superior.

Esto se traduce en que un 53% de los usuarios de Internet son hombres, siendo la edad media cada vez menor, en un entorno de caída de la natalidad y envejecimiento de la población. Asimismo, el nivel de estudios de los internautas es mayor que el de la media española.
[*D § La llegada de innovaciones tecnológicas *]
La llegada al mercado de innovaciones tecnológicas como el ADSL y el acceso a Internet a través de operadores de cable, servicios con precios por encima de los 20€ al mes, ha supuesto la apertura de una nueva brecha digital. Así, es posible realizar una radiografía de las diferencias existentes, no sólo entre el español medio y el usuario medio de acceso a Internet, sino también entre este último y el usuario medio de acceso a Internet de alta velocidad.

Estas diferencias vienen marcadas, en cuanto a características sociodemográficas, por un mayor nivel adquisitivo de los usuarios de alta velocidad y un porcentaje mayor de hombres, más del 60%. Surge, además, un nuevo grupo relevante, los jóvenes de menos de 14 años, que suponen en banda ancha más del doble de lo que suponían en acceso telefónico tradicional a Internet.

La principal consecuencia de esta segunda brecha digital ya no está en la posibilidad de acceder o no a Internet, sino en el riesgo de que un porcentaje altísimo de usuarios, más del 90%, pierdan accesibilidad a información existente en la Red, al incorporar los principales sitios web propiedades multimedia, que ralentizan notablemente la velocidad de descarga para quienes no cuenten con banda ancha. En muchos casos llegan incluso a imposibilitarla.

Se está creando por lo tanto una doble brecha digital, de relación 20/80 en lo que acceso a Internet se refiere y de 7/93 en cuanto a alta velocidad frente a baja velocidad. Nos encontramos así, con Internet de ‘múltiples velocidades’, que tal y como muestran las cifras publicadas en el pasado mes de diciembre, ha decrecido en número total de usuarios, por primera vez en nuestro país desde su puesta en funcionamiento.

Esta doble brecha digital ha hecho emerger una serie de oportunidades para potenciales negocios, que tengan como segmento de mercado a usuarios de Internet de alta velocidad, dirigiendo la propuesta de valor a portales con contenidos de banda ancha o publicitándose en estos.

Último vídeo

Martha Thorne valora el fallo del Premio Pritzker 2017

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu