La retribución en los grandes despachos de abogados: ¿Cantidad o calidad?

Carlos de la Pedraja. Profesor. IE Business School

22 Marzo 2013

Los cambios que están viviendo los despachos de abogados han venido para quedarse y exigen nuevos modelos de retribución, más enfocados a la compensación total, que permitan adaptarse a los tiempos sin perder el talento.

Desde hace ya unos años, estamos viendo como en el sector jurídico se están produciendo grandes cambios. Diferentes  modelos de negocio, distintas formas de ejercer la abogacía, el outsourcing de determinados servicios legales, diferentes formas de facturar… Pero, sobre todo, el gran cambio está en el poder que ha adquirido el cliente corporativo, aumentando exponencialmente con el momento económico que estamos viviendo.

Todos estos factores hacen que los sistemas de retribución más tradicionales presenten síntomas  de agotamiento y dejen de cumplir su función principal, atraer el mejor talento, motivar  y, por supuesto, retener a los mejores abogados en el despacho.

El último análisis  comparativo de las retribuciones en los despachos de abogados en España 2012, realizado por Signium Internacional y presentado recientemente en el IE, arroja datos muy significativos:

El nivel salarial de los abogados está bajando, en general, en todas las categorías (entrada, junior, asociado, gerente, director, socio). Los descensos no son drásticos en la parte fija, pero sí muy significativos en la parte variable.

Los directores y socios son los que más se están viendo afectados -como he señalado, sobre todo en la parte variable-, debido a los resultados generales del despacho y al no incremento del negocio. También se observa en el estudio como en los niveles inferiores se empieza a fijar un variable, trasladando parte de ese riesgo del  negocio a los abogados más junior.
Estos datos del año 2012 se juntan con el estancamiento en las contrataciones (menos entrada en grandes despachos de abogados junior) y la ralentización de las carreras profesionales, que en ocasiones propician el abandono del bufete.

¿Es esta una situación coyuntural? ¿Los despachos de abogados podrán seguir ganando dinero de la misma forma que antes? ¿Los abogados seguirán percibiendo los sueldos que percibían?
La respuesta a estas preguntas es rotundamente NO. El cambio, también en la abogacía, está aquí para quedarse. El modelo de bufetes que funcionó desde el inicio de la profesión está agotado y la aparición de nuevos despachos con una forma diferente de prestar servicios jurídicos es ya una realidad. Por supuesto, en este entorno los sistemas retributivos deben cambiar.

En otras partes del mundo, Estados Unidos por ejemplo, hemos visto estos cambios drásticos en la profesión y en los sistemas retributivos desde el año 2009. A modo de ejemplo, un abogado de primer año en un despacho grande americano gana un 35% menos que en 2009, y el que trabaja en un despacho mediano  tiene una remuneración de un 17% inferior.
Pero, desde mi punto de vista, el dilema no está en cuánto gano, sino en cómo lo gano. Me refiero, más allá de la retribución, a sistemas de compensación total, en el que los abogados se sientan más motivados y ejerzan su profesión en un ambiente totalmente diferente. Con más flexibilidad, más cooperación, más autonomía y más participación en las decisiones.

Todos estos factores junto al desarrollo profesional, que no siempre debería ser ascendente, configuran los elementos retributivos de los próximos años en el sector. Los despachos que sepan poner en valor estos elementos, que se fijen no sólo en “cuánto” pago sino en “cómo” compenso a mis abogados, comenzarán, sin duda alguna, a atraer y, desde luego, retener a los mejores profesionales del sector.
 

Último vídeo

Martha Thorne valora el fallo del Premio Pritzker 2017

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu