La verdadera golosina de Chupa Chups

<a href="http://www.ie.edu/IE/php/es/profesores_medios_detalle.php?id=284">Ramón Díaz Bernardo. Profesor. IE Business School</a>

8 Enero 2008

Muchos consideran que el éxito de Chupa Chups radical en haber añadido un palo al caramelo. Pero la verdadera clave está en su acertado marketing

El éxito de Chupa Chups es, como casi siempre, fruto de varios factores concurrentes. Por tanto, resulta difícil identificar una única causa que explique por qué se ha convertido en una gran compañía. No obstante, si se intenta escudriñar el denominador común de esos factores, me parece razonable decir que la clave del éxito de Chupa Chups está en que ha sido muy buena haciendo marketing.

¿En qué me baso para hacer esta afirmación? En que el éxito de esta empresa se puede resumir con un sencillo repaso de cómo ha ido manejado de forma muy eficiente las famosas cuatro P del marketing: producto, precio, distribución y comunicación (aunque en castellano estos cuatro factores no comiencen por p, permítanme citarlo en honor a McCarthy).

En marketing, cuando hablamos de producto, nos referimos al tangible, es decir, al artículo en sí (en este caso un caramelo sujeto con un palito), mientras que el intangible es la marca. El producto ideado por Enric Bernat en los años cincuenta era, sin duda, una innovación en el mundo de los caramelos. Pero yo creo que la innovación más radical fue el desarrollo de marca asociado a ese producto. Bernat fue un visionario al intuir que se podía dotar de marca y diferenciar un producto bastante indiferenciado como era un caramelo.

A este desarrollo de marca y producto se une una estrategia de precios claramente alineada con el posicionamiento de Chupa Chups como caramelo diferente al resto. Desde el principio, se ha vendido desde con un premium price, es decir, con un precio claramente por encima de sus competidores. Esto es consecuencia de tener una estrategia de marca y diferenciación.

También la estrategia de distribución de Chupa Chups ha sido muy innovadora. Desde el principio, Bernat entendió que sus caramelos eran unos productos de impulso y, por tanto, debían estar apoyados en un display muy atractivo y próximo a la caja registradora. Una idea que hoy puede parecer una obviedad, simple sentido común, pero que en aquel momento representó una auténtica revolución.

Por último, la estrategia de comunicación del grupo ha sabido reforzar los elementos diferenciales del producto. Tanto el nombre, como el logo (diseñado por Salvador Dalí), como las campañas publicitarias han ido apoyando la estrategia de branding de la compañía.

Por tanto, tras hacer la radiografía de las cuatro P, se puede ver una estrategia coherente y clara de creación de marca y diferenciación en un mercado, en principio, bastante indiferenciado. Un acierto que se ha dado lugar a una de las marcas españolas con mayor éxito en todo el mundo.

SUMARIOS
- La clave del éxito de Chupa Chups radica en que ha sido una empresa muy buena haciendo marketing
- Bernat fue un visionario al intuir que se podía dotar de marca y diferenciar un producto tan indiferenciado como el caramelo.
- Siempre se ha vendido a un precio superior, una consecuencia de su estrategia de marca y diferenciación

Último vídeo

IE Inside Out Project - #IamIE

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu