Morir de viejo

Rafael Puyol. Vicepresidente. Fundación IE

8 Febrero 2011

El avance de las Ciencias responde a muchos factores, pero uno muy importante es que, ahora, nuestros genios gozan de más años de vida para explotar su talento.

El envejecimiento es una gran conquista social, un sumatorio de las sucesivas victorias contra la muerte que, afortunadamente, llega cada vez más tarde a sus citas.

En nuestras sociedades, las personas tienen hoy una esperanza media de vida superior a los 80 años, si son mujeres, y algunos menos, si nacen varones.

[*D La creciente longevidad debe hacernos reflexionar sobre qué habría sido de la humanidad si algunos grandes genios hubieran tenido la actual esperanza de vida. *]

Esta longevidad creciente debería hacernos reflexionar sobre lo que habría sido la humanidad si algunos de los grandes genios hubieran tenido la esperanza de vivir que hoy poseen sus descendientes.

Vean algunos ejemplos del mundo de la cultura. Entre los grandes músicos, Mozart, el más grande, falleció a los 35 años; Schubert, a los 31; Chopin y Mendelssohn, a los 39; y nuestro prometedor J.C. Arriaga, a la temprana edad de 20 años.

Entre los grandes pintores, Rafael murió a los 37 años; Georgione, a los 33; Massacio, a los 27; Modigliani, a los 34. Y entre los escritores, Keats nos dejó a los 26 años; Lord Byron, a los 36; Nemirorski, a los 39; y Martín Santos, a los 40.

[*D Genios como Mozart, Rafael o Lord Byron murieron antes de cumplir los 40 años, prácticamente en el ecuador de nuestra vida media actual. *]

Las enfermedades predominantes en la época en que vivieron se los llevaron antes de tiempo. Fue esa pléyade de males (la tuberculosis, la fiebre tifoidea, la meningitis, la sífilis y otras) las que les causaron una muerte prematura, favorecida, en algún caso, por una vida desordenada.

Hoy que hemos pasado del modelo de morir joven al de morir viejo, éstos y otros genios podrían haber alcanzado los 70 u 80 años, si no más.

¿Se imaginan ustedes lo que hemos perdido? El envejecimiento no sólo es positivo para sus protagonistas, sino para toda la sociedad. El contra punto lo tenemos en Ayala (103 años), Bernard Shaw (94 años), Picasso (92 años), Tolstoy (82 años), Verdi (88 años), y tantos otros.

[*D Hoy, los mundos de la cultura y la ciencia tienen un incremento exponencial porque hay más creadores, pero también porque éstos viven más años. *]

Dice un proverbio japonés que, cuando un viejo se muere, se muere una biblioteca.

Hoy, el mundo de la cultura y el de la ciencia tienen un incremento exponencial porque hay más creadores, pero también porque están mucho más años desarrollando sus capacidades.

Último vídeo

IE Inside Out Project - #IamIE

See video
Síguenos en
IE Focus Newsletter
Agenda IE
Most read
IE Business School | María de Molina 11, 28006 Madrid | Tel. +34 91 568 96 00 | e-mail: info@ie.edu

Contacto

IE Business School

María de Molina, 11. 28006 Madrid

Tel. +34 915 689 600

info@ie.edu